HISTÓRICO
Luz roja en las vías
  • ILUSTRACIÓN MORPHART
    ILUSTRACIÓN MORPHART
EL COLOMBIANO | Publicado el 17 de diciembre de 2012

El lamentable accidente de tránsito registrado entre Bogotá y Girardot, que deja 27 muertos y 16 heridos, prende las alarmas sobre la seguridad vial, en el inicio de la temporada de vacaciones.

La convención anual de un grupo de trabajadores de una empresa del sector de nutrición terminó en tragedia, al parecer, por una falla mecánica del bus en que viajaban.

El siniestros, que enluta a familias del Valle del Cauca, pone nuevamente en la mira el mantenimiento de los automotores para que este tipo de accidentes deje de ser una costumbre, especialmente en esta época, cuando aumenta el número de vehículos en las vías.

Además de la revisión de los automotores, el ojo está puesto en el estado de las carreteras. Esta temporada comienza con 11 vías nacionales cerradas y con más de un centenar de restricciones en las principales troncales.

No son pocas tampoco las muertes que se pudieran evitar con un mayor respeto de las normas de tránsito y de ahí las campañas que se adelantan para procurar un comportamiento más responsable.

Para estas vacaciones y los tres puentes festivos que se aproximan, se diseñó un programa con una mayor presencia de la Fuerza Pública en las carreteras, no sólo para brindar las condiciones necesarias de seguridad, sino también para el control que permita disminuir la accidentalidad.

En estos operativos participarán unos 20.000 hombres de la Policía, a los que se suman 1.200 soldados del Ejército y 200 de la Armada Nacional.

En materia de seguridad vial no todo es labor de las autoridades, sino que, por el contrario, la principal tarea le corresponde cumplirla a conductores y viajeros, acatando las normas de tránsito y demás disposiciones que rigen el transporte de pasajeros.

Entre ellas sería bueno que las autoridades correspondientes expidieran una reglamentación que obligue el uso de cinturones de seguridad en los vehículos de transporte público, teniendo en cuenta los buenos resultados que, para salvar vidas, arroja el uso de este implemento en los particulares.

Ningún conductor ignora las recomendaciones claves para salir a carretera, pero además, hoy en día existen muy diversas ayudas tecnológicas, fáciles de utilizar en los teléfonos inteligentes, tanto para programar el viaje como para estar informado sobre las dificultadas que se puedan encontrar en un trayecto determinado.

Es tiempo, pues, de tomar conciencia sobre esta epidemia que representan para el país los accidentes viales, que constituyen la segunda causa de muerte violenta, después de los homicidios. El alto número de muertos y lesionados convierten a la accidentalidad vial en un problema de salud pública.

En el país se registran cada año unas 5 mil muertes en accidentes de tránsito, que corresponden a una tasa de 12.3 muertos por cada 100 mil habitantes.

En Antioquia, en el último año se registraron alrededor de 900 muertos y 6.000 lesionados en accidentes de tránsito, que equivalen al 15 por ciento del total en el país. Medellín está por encima de la tasa promedio nacional.

Dado el alto impacto social y económico es un asunto que amerita mayor atención, con particular énfasis en programas de educación vial.

Por eso confiamos que la firma reciente entre la Gobernación de Antioquia, la Policía Nacional y 20 Municipios del Departamento para implementar acciones para mejorar la seguridad vial en el departamento comience a mostrar sus frutos en esta temporada.