HISTÓRICO
Hermetismo y preocupación por estado crítico de Mandela
  • Hermetismo y preocupación por estado crítico de Mandela | FOTO ARCHIVO
    Hermetismo y preocupación por estado crítico de Mandela | FOTO ARCHIVO
Efe | Publicado el 25 de junio de 2013

El expresidente sudafricano Nelson Mandela afronta este martes su tercer día de hospitalización en estado crítico por una recaída de una infección pulmonar, mientras Sudáfrica espera noticias sobre su salud y teme un desenlace fatal.

El estado del antiguo estadista, que cumple 95 años el próximo 18 de julio, pasó de "grave" a "crítico" el pasado domingo, según anunció entonces el presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma.

Tras un lunes sin novedades sobre la salud de Mandela, los sudafricanos vuelven a estar pendientes de quien es considerado por muchos el "padre de la nación".

El exabogado y amigo íntimo de Mandela, George Bizos reveló que el pasado sábado declinó visitar al expresidente, tras comunicarle la mujer de éste, Graça Machel, que su situación no era buena.

"Me dijo que él no estaba muy bien, y yo lo acepté", declaró Bizos al diario sudafricano The Star.

"Nadie es inmortal. Debemos dejarle vivir tanto tiempo como sea posible", añadió el letrado y activista pro derechos humanos de origen griego.

La presencia y la actividad de los periodistas frente al hospital de Pretoria donde tratan a Mandela cayó la mañana de este martes, tras una noche agitada en la que muchos reporteros informaron en directo desde la zona, según la agencia de noticias local Sapa.

Allí siguen llegando cada día flores y mensajes de apoyo al héroe sudafricano, escritos en tarjetas y globos de colores.

"Recupérate pronto Papá Mandela. Soy aún pequeño y todavía necesito verte. Que te mejores. Tino", se puede leer con caligrafía de niño en una de las tarjetas.

Hasta el centro médico volvieron a desplazarse las hijas de Mandela y su exmujer, Winnie Madikizela-Mandela.

Machel, su actual esposa, no se ha separado prácticamente de Mandela desde que fuera ingresado el pasado 8 de junio.

Desde el pasado diciembre, Mandela ha sido hospitalizado hasta en cuatro ocasiones.

Madiba -como se conoce a Mandela en su país- sufre de forma recurrente problemas respiratorios desde su estancia de 27 años en las cárceles del régimen racista del "apartheid", al que combatió durante casi siete décadas.

Elegido en 1994 primer presidente negro de Sudáfrica, su liderazgo logró evitar un enfrentamiento racial y afianzar la paz entre todos los grupos después de más de cuatro décadas de racismo institucionalizado impuesto por la minoría blanca.