HISTÓRICO
Más de un millón de personas estarán sin agua este fin de semana
Gustavo Ospina Zapata | Publicado el 03 de junio de 2010
Un fin de semana muy seco pasarán un millón 100 personas del norte de Medellín y de los municipios Girardota, Copacabana y Bello, a los que EPM les suspenderá el servicio de agua desde este viernes a las 8:00 p.m. hasta la misma hora del domingo.

La gran afectada será la población residente en las zonas Noroccidental y Nororiental de la ciudad, la residente en 80 barrios que cubren desde los límites con Bello, en París, hasta el barrio Olaya Herrera, en el extremo de la zona occidental, y desde el barrio Zamora hasta el propio Manrique.

La suspensión, anunció EPM, también cobijará a 75 barrios de Bello y el sector urbano y parte del rural de las localidades de Copacabana y Girardota.

La invitación para las familias y negocios afectados, en total 230.000 instalaciones, es a aprovisionarse del líquido para no verse sometidos a inconvenientes muy grandes, pues el racionamiento será en total de 48 horas.

La razón
Las EPM explicaron que deberán hacer reparaciones técnicas en la tubería que conecta la central de Niquía con la planta de potabilización de Manantiales.

En este conducto, que funcionó casi 20 años de manera ininterrumpida, "técnicos de mantenimiento detectaron un escape de agua en una de las juntas o uniones de la tubería, cuya reparación debe ser ejecutada de inmediato", precisó la empresa en un comunicado.

La falla podría haber afectado a otro millón y pico de habitantes del Valle de Aburrá, pero gracias a la felixibilidad del sistema interconetctado que maneja EPM, se pudo superar la contingencia para este grupo, habitualmente abastecido por la planta Manantiales. Estos hogares y empresas serán atendidos desde la planta La Ayurá, en Envigado, y no quedarán cobijados por la suspensión.

EPM explicó que por tratarse de trabajos altamente técnicos y por ser tubería de gran tamaño, no se puede aplazar la reparación, pues hacerlo generaría un impacto mayor y más demorado de reparar.