HISTÓRICO
Más velocidad en Internet
  • Más velocidad en Internet | ILUSTRACIÓN MORPHART
    Más velocidad en Internet | ILUSTRACIÓN MORPHART
EL COLOMBIANO | Publicado el 27 de junio de 2013

Las telecomunicaciones de cuarta generación (4G) pueden propiciar en Colombia un salto cualitativo en la forma en que la gente se comunica y transmite información de voz y datos, al contar con Internet de alta velocidad.

La exitosa adjudicación de nuevas frecuencias del espectro electromagnético para implementar esta tecnología, inaugura una nueva era en materia de telecomunicaciones en el país.

Pero los beneficios para los colombianos sólo serán tangibles si los planes de las compañías favorecidas facilitan el acceso a Internet y a la telefonía móvil a un mayor número de colombianos, a precios razonables y con una calidad óptima.

La masificación del acceso a la red de información mediante la expansión de la banda ancha que haga posible la conectividad en cualquier lugar del país, por más retirado que esté de las grandes capitales, sigue siendo la prioridad y la tarea pendiente en materia de las Tecnologías de la Información y las Telecomunicaciones (TIC).

Colombia pasa de un solo operador de tecnología 4G que es UNE, que cuenta con 85 mil abonados, a tener cinco. Y de tres empresas que operan el servicio de telefonía celular pasará a tener seis, con lo que se ampliará la cobertura.

Con esta multiplicidad de actores es de esperar que la competencia se traduzca también en mejoras en la calidad del servicio, que es malo y motivo permanente de quejas a todos los niveles, y en una reducción de los costos de acceso a Internet y a la telefonía móvil.

Para las empresas estatales ETB y UNE, que participaron unidas, mediante Tigo, en esta subasta, el resultado les representará la posibilidad de compartir sus redes para ampliar el mercado a nivel nacional y ser más activos en su operación móvil.

La subasta tuvo a su vez un logro importante en materia de recaudo de recursos, por un monto de 770 mil 535 millones de pesos, que bien empleados podrán significar un avance importante para que más colombianos puedan acceder a la red digital.

Para el Fondo de Tecnologías de la Información y Comunicaciones, que manejará este dinero, el reto será hacer de la 4G el mejor instrumento para la educación y generar oportunidades de movilidad social en los estratos económicos menos favorecidos, a través del programa público Vive Digital.

Un punto negativo que ensombrece la buena noticia que la asignación de espectro representa para los colombianos es que para disfrutar de los beneficios tendrán que hacer un mayor esfuerzo económico, pues salvo unas pocas versiones, los celulares actuales no podrán acceder al nuevo servicio.

Esto no implica la desaparición de las tecnologías de 2G y 3G en la telefonía móvil y obviamente en los hogares y planes corporativos seguirán disponibles para el acceso a Internet, incluyendo también la 4G.

Disponer de mayor velocidad en Internet brinda la posibilidad de transferir en forma más eficiente gran cantidad de información con todo lo que ello puede representar en materia de teletrabajo, telemedicina, seguridad y control, televisión digital, en el comercio, los servicios, la banca, la educación, el emprendimiento y todo lo que tiene que ver con innovación para poner la ciencia al alcance de todos, a través del teléfono móvil, las tabletas y portátiles.

Sin embargo, poco habrá ganado el país si la cuarta generación de telecomunicaciones significa más concentración del negocio y mayor exclusión social en materia de acceso a la tecnología.