HISTÓRICO
General de la Policía afirmó que su relación con "el Papero" fue profesional
  • Mayor de la Policía afirmó que su relación con "el Papero" fue de trabajo |
    Mayor de la Policía afirmó que su relación con "el Papero" fue de trabajo |
Colprensa | Publicado el 25 de marzo de 2013

Sorprendido e indignado se mostró el Mayor General de La Policía Flavio Buitrago Delgadillo luego de que el director de la Policía Nacional, José Roberto León Riaño, lo llamara a calificar servicios por presuntos vínculos con el narcotráficante Marcos Gil, alias "el Papero" de Corabastos.
 
El general Buitrago Delgadillo expidió un comunicado público en el que fija su posición en el que dice que son versiones que quieren enlodar su buen nombre.
 
"Con sorpresa e indignación he visto que se ha querido enlodar mi nombre frente a los hechos sucedidos con la captura del señor Marcos Gil", afirmó Buitrago.
 
Y agregó, "quiero aclarar que mi relación con el señor Gil se produjo en el campo profesional, en el marco de mi deber como Policía y Comandante del Gaula Bogotá, debido al secuestro de su hija, Andrea Gil, el día 21 de agosto de 1997 y su posterior rescate sana y salva en mayo de 1998 en zona rural del municipio de Bolívar en Santander".
 
Buitrago, exjefe de seguridad del expresidente Álvaro Uribe Vélez, al parecer tendría varias grabaciones que lo comprometerían con Gil. Dichos audios estarían en poder de la Dijin y la embajada de Estados Unidos en Colombia.

"He sido un oficial reconocido por mi dedicación y trayectoria profesional y en especial por mi lucha incansable contra los abominables delitos de la extorsión y el secuestro", sostiene Buitrago.
 
El general Buitrago reemplazó al también general en retiro de la Policía y exjefe de seguridad, Mauricio Santoyo, hoy preso en Estados Unidos por vínculos con paramilitares y narcotraficantes.

"Quiero reiterar mi respeto por la Ley y el Estado de Derecho, por ello, estaré atento al requerimiento de cualquier autoridad", conluyó.
 
Este es el segundo caso en el que se ven envueltos dos antiguos jefes de seguridad de un mismo Presidente de la República, por supuestos vínculos con grupos ilegales.