HISTÓRICO
Medellín cantó con Beyoncé
Por CLAUDIA ARANGO HOLGUÍN | Publicado el 22 de septiembre de 2013
La música comenzó con los redoblantes jugando con las luces y una gran pantalla central, que hace parte del diseño de la diva para este Mrs. Carter World Tour, en donde las imágenes mostraban a Beyoncé, la reina, camino hacia su trono para ser coronada.

A las 9:30 p.m. salió su grupo de baile y luego ella, la mujer de 1.70 de estatura y piernas largas quien vestida con un bodie de pedrería blanca de la casa francesa Ralph & Russo comenzó a moverse, muy a su estilo, con la canción Run the World (Girls), éxito de su álbum 4, editado en 2011.

Sus fanáticos, enloquecidos y otros más que, por cultura general, llegaron a presenciar uno de los conciertos más taquilleros del mundo en este año de giras y presentaciones, se encontraron con una voz fuerte, un show con bastantes efectos visuales y toda una pasarela en cuanto a vestuario y accesorios se trata.

El concierto de la Sra. Carter (apellido de su esposo Jay Z cuyo nombre de pila es Shawn Corey Carter) tuvo una seguidilla de éxitos como End of time, If I were a boy, Diva y Naughty girl. Sonidos del R&B, del hip-hop, del soul y del pop en una de las voces más poderosas del momento de la industria musical. Uno de los más conocidos por los asistentes y más esperados, el éxito Single Ladies, desbordó la emoción de quienes disfrutaban del concierto.

Beyoncé Knowles supo desde muy niña que quería ser estrella, en los videos familiares se ve como jugaba frente al espejo como emulando estar en un show en vivo frente a miles de fanáticos, este domingo el espejo fueron las 42 mil personas que, con boleta comprada o regalada, llenaron el estadio Atanasio Girardot para ver el talento de esta mujer que a pesar de la imponencia de un escenario lleno de pantallas de gran tamaño y de unos bailarines que se contorsionaban al ritmo de las coreografiadas canciones, no pasa desapercibido.

No en vano es una de las artistas más poderosas en la actualidad, no solo por las ganancias sino también por su música, para muchos difícil de seguir por la rapidez de las melodías, para otros estridente por el tono de voz pero para quienes estuvieron en el estadio, toda una fiesta, una rumba que por momentos se vio romántica con temas como Halo y nostálgica con el recuerdo de Whitney Houston y su éxito I will always love you.

Otra gran artista, de la esfera de esos impensables años atrás en escenarios nacionales, pisó tierra antioqueña. Como dando el espaldarazo para que otros más nos visiten, sea con boletería mixta o toda vendida, pero que nos visiten.