HISTÓRICO
Medellín debate el futuro de las corridas de toros
  • Medellín debate el futuro de las corridas de toros
POR JUAN CARLOS VALENCIA GIL | Publicado el 17 de enero de 2013

Mañana, a las 4:00 p.m., con un toro de la ganadería Monterrey empezará la edición 22 de la Feria Taurina La Macarena.

Los españoles Pablo Hermoso de Mendoza y David Mora y el bogotano Ramsés serán los encargados de la lidia en la primera corrida.

La fiesta brava de Medellín irá hasta el 16 de febrero. Serán cinco fines de semana en los que habrá seis corridas, un festival y una novillada.

En los carteles figuran, entre otros, Iván Fandiño, Eduardo Gallo, Manuel Jesús Cid Salas, El Cid; Sebastián Castella y José Antonio Morante, conocido como Morante de la Puebla. Y los toros, de ganaderías como La Carolina, Ernesto Gutiérrez y Santa Bárbara.

Santiago Tobón Echeverri, director ejecutivo de Cormacarena, organizadora de la Feria, señaló que las corridas incluirán los tres tercios: pica, banderillas y muerte del toro, excepto, claro, en caso de indulto.

Esto va en contravía del deseo que expresaron el año pasado algunas autoridades municipales, como el alcalde, Aníbal Gaviria Correa, y 17 de los 21 concejales, de que el espectáculo fuera incruento, como se ha practicado en Las Vegas, Estados Unidos.

La polémica de 2012 empezó a mitad de año, con la decisión del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, de suspender las corridas en la plaza La Santamaría para destinar el espacio a programas culturales y educativos.

En julio fue radicado en el Concejo de Medellín el proyecto de acuerdo 43 de 2012, mediante el que varios corporados buscaban modificar las corridas, al eliminar el sufrimiento, el dolor y la muerte del toro en el espectáculo.

En octubre, con el respaldo político y jurídico de la Alcaldía, el proyecto estaba listo para entrar a primer debate. Era polémico porque, aunque sus dos artículos y el parágrafo no lo decían, acabaría nada más y nada menos que con los tres tercios de la faena.

Los concejales Álvaro Múnera Builes, conservador, y Ramón Emilio Acevedo Cardona, del Partido de la U, autores de la iniciativa, eran optimistas de que el proyecto sería apoyado por la mayoría de sus colegas.

Sin embargo, su ilusión se fue a pique el 30 de ese mes, cuando se conoció la Sentencia C-889 de 2012 de la Corte Constitucional, que aclaró que alcaldes y concejos no pueden prohibir las corridas donde haya tradición histórica y cultural y se hagan de manera periódica o permanente.

Por la decisión del alto tribunal, el Concejo de Medellín canceló el primer debate y Cormacarena, que ya tenía organizada la temporada de 2013, reafirmó su intención.

De acuerdo con Santiago Tobón, la asistencia de espectadores a la Feria, sobre todo de jóvenes, viene en aumento. Estimó que a esta irán 8.000 personas cada tarde, para una afluencia global de más de 50.000 aficionados.

Los carteles tienen planteada la lidia de 50 toros.

Para esta temporada Cormacarena invirtió 4.000 millones de pesos. Tobón informó que al Municipio le entrarán 400 millones, por impuestos, más 60 millones por derechos de piso de plaza. "Los toros le dan más impuestos al Municipio que el concierto de Madonna", apuntó y agregó que para el Hospital Universitario San Vicente Fundación, dueño mayoritario de la plaza, serán entre 400 y 500 millones, que son de las utilidades.

El directivo anotó que, mientras el Congreso no apruebe una ley que derogue la 916 de 2004 (Ley Nacional Taurina) o la Corte Constitucional prohiba las corridas, las de La Macarena seguirán como se vienen haciendo.

No obstante, Álvaro Múnera, líder de la bancada animalista, dijo que, con abogados, están buscando cómo proceder ante un juez administrativo, que deberá resolver la que en su concepto es una contradicción legal, pues la Ley Taurina regula las corridas, mientras que la Sentencia C-666 de 2010 de la Corte Constitucional que, aunque las permite en los lugares y tiempos que tradicionalmente se han hecho, resuelve que los animales "deben, en todo caso, recibir protección especial contra el sufrimiento y el dolor durante esas actividades".

"Actuaremos así porque sabemos que, si le toca dirimir al procurador general, él es taurino y la interpreta a favor de la crueldad con los animales", comentó Múnera.

Añadió que si el juez avala las corridas como están, él y el movimiento ciudadano que las rechazan buscarán una iniciativa legislativa popular.

Por ahora, los colectivos animalistas preparan protestas contra la Feria.

Marcela Díaz Duque, directora de la Fundación Orca (Organización por el Respeto y Cuidado de los Animales), anunció que los sábados de Feria los defensores de animales harán manifestaciones pacíficas en el separador de la calle San Juan, al frente de La Macarena.

Detalló que Anima Naturalis está preparando un acto simbólico para el 7 de febrero, en tanto que Orca promueve una marcha para el 3 de marzo, en la que pedirán reformas a la Ley 84 de 1989 (Estatuto Nacional de Protección de los Animales).

Eso sí, como lo prometen los animalistas, Cormacarena y los aficionados taurinos piden que todas las protestas sean pacíficas.