HISTÓRICO
Metro operará metroplús,
pero con cajas separadas
Juan Guillermo Duque | Publicado el 13 de agosto de 2009
El sistema integrado de transporte de mediana capacidad (Metroplús), será operado por el Metro de Medellín, según determinó ayer la reunión extraordinaria de la junta directiva de la empresa, que encabezó el ministro de Transporte, Andrés Uriel Gallego Henao.

A esta decisión se llegó luego de intensas reuniones e interlocuciones con el Presidente de la República, con el objeto específico de mitigar algunos aspectos que se consideraban un riesgo financiero para el Metro, en caso de asumir la operación del metroplús.

Riesgos como la fluctuación de pasajeros y contingencias o demandas que pudieran surgir y que afectarían directamente la caja, llevaron a la decisión de que ésta se aislara de la del Metroplús.

"Con esto el Metro quedó aislado de cualquier compromiso en el mapa de riesgo estudiado para la operación del transporte masivo", aseguró el ministro de Transporte, Andrés Uriel Gallego.

Sin embargo, precisó que desde el contrato maestro se habían puesto cláusulas de indemnidad, que protegían las finanzas del Metro e incluso al Metroplús.

"Creo que la caja de Metroplús tiene una fortaleza que no se verá afectada. Todo ello dentro de las condiciones que deben existir de unas tarifas que sean sostenibles, socialmente aceptadas y convenientes", explicó Gallego Henao.

En la Junta también se tocó el tema de la vinculación de los transportadores locales a la operación y a las inversiones que se requieren en equipamiento, en el cual, según Gallego, se ha avanzado mucho y ya los transportadores están integrados por ocho cuencas, tanto empresarios como propietarios, igual que en la transformación de empresas ordinarias afiliadoras y despachadoras, a operativas.

Anotó que hoy se harán otras reuniones, primero institucionales y posteriormente con los voceros de los transportadores nativos, para definir el mecanismo y pulir algunos de los aspectos de lo que será la vinculación a la operación.

Otro asunto que se puso en la mesa es el inicio de la discusión de ajustes de la remuneración de la empresa Metro por el tema de operación, recaudo, comunicaciones y administración de flotas y estaciones, en el que confían no se va a tener ninguna dificultad, y que va a permitir que las condiciones financieras del Metro hacia el futuro cercano y lejano, se fortalezcan.

Además, se habló sobre el apoyo que debe brindar el Metro, aprovechando su experiencia y trayectoria, a proyectos de desarrollo que tienen que ver con la infraestructura del transporte en el Valle de Aburrá, en aspectos como diseño, asesoría y construcción.

Igualmente, se tocó la necesidad de ajustar los procesos a un cronograma que se tiene perfilado y el cual tiene como meta iniciar la operación temprana del sistema en abril del próximo año, y que entre julio-agosto estén en firme los sistemas integrados.

Por último se compartieron puntos de vista que son coincidentes, en que hacia un futuro, que debe definirse pronto, y que no puede ser más allá de cinco años para que todo el Valle de Aburrá tenga un sistema de transporte integrado (en todas las modalidades) a los ejes principales: metro, cables y metroplús.

Además, con sistemas tarifarios de sostenibilidad, pero que impacten positivamente las condiciones de la economía familiar de los que usan el transporte público, que en el Valle de Aburrá hoy en día son 2,1 millones de viajes.

Terminada la reunión, el ministro de Transporte, el alcalde de Medellín, Alonso Salazar; el gobernador de Antioquia, Luis Alfredo Ramos Botero; el gerente de Metroplús, Tulio Betancur; firmaron el convenio de cofinanciación del proyecto del Sistema Integrado del Servicio Público Urbano de Transporte Masivo del Valle de Aburrá-Metroplús, que asciende a 348.000 millones de pesos.

Para Gallego Henao, este es un esfuerzo adicional de la Nación y de los municipios, y el cual se logró mediante el Conpes recientemente aprobado en la Capital, con el cual se elevan las inversiones públicas de la Nación y de los municipios a 638.000 millones de pesos en la parte de infraestructura. A esto se le debe sumar las que se tienen que hacer en equipamientos, desarrollos inmobiliarios, plataformas tecnológicas de comunicaciones de recaudos y control.