HISTÓRICO
Minambiente busca aliados para salvar a los hipopótamos
  • Minambiente busca aliados para salvar a los hipopótamos | En Nápoles, cerca de 30 hipopótamos tienen en el lago como su hábitat. FOTO ROBINSON SÁENZ
    Minambiente busca aliados para salvar a los hipopótamos | En Nápoles, cerca de 30 hipopótamos tienen en el lago como su hábitat. FOTO ROBINSON SÁENZ
POR GUSTAVO OSPINA ZAPATA | Publicado el 11 de abril de 2014

La ministra de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Luz Helena Sarmiento, anunció que su cartera y Cornare tienen elaborado un plan de manejo para lograr el control de los hipopótamos que deambulan libres en el Magdalena Medio.

Precisó que este tiene que ver con ceba, captura, confinamiento y manejo: "Estamos haciendo un análisis, sabemos que hay 10 que han salido de la finca (Parque Hacienda Nápoles), tengo que sentarme con Cornare a ver qué vamos a hacer", añadió la funcionaria.

Indicó que se analiza la esterilización o poder sacarlos del país, como primeras opciones, aunque señaló que saben que la operación tiene altos costos.

Y confirmó que hay contacto con organismos internacionales que protegen animales a ver si ayudan con los costos de esta intervención.

"La muerte de un animal es algo muy crítico, y vamos a salir con toda la previsión y el análisis. Tengo que esperar a conseguir apoyo para tomar una decisión", dijo la ministra.

Sostuvo que la gente debe estar alerta por su peligrosidad: "No hemos analizado probabilidad de sacrificarlos, espero hacer el máximo esfuerzo para salvarlos", reiteró.

Una opción viable
Ayer, basado en fuentes de alta credibilidad, este diario informó que el Ministerio analiza la opción del sacrificio debido a tres razones:

La primera tiene que ver con la oferta que se les hizo a varios países para que apoyaran el salvamento recibiéndolos, la cual habría fracasado, pues solo dos naciones recibirían de a ejemplar y la cifra es mucho más alta.

Una segunda razón es lo complicado de la esterilización, pues son ejemplares de pesos superiores a las dos toneladas, difíciles de sacar de los lagos donde habitan la mayor parte del tiempo para intervenirlos. A sus órganos internos no es fácil llegar.

Y una tercera que tiene que ver con lo peligrosos que son como especie invasora para las nativas, con las cuales puede arrasar debido a su potencia, su violencia y lo territoriales que son. No les gusta que nadie invada o se acerque a sus terrenos, donde pastan y se alimentan de hierba.

Vale recordar que los hipopótamos llegaron a Colombia en los años 80 para el zoológico que el extinto capo del narcotráfico Pablo Escobar tenía en su finca de Puerto Triunfo, la Hacienda Nápoles. Se dice que él trajo cuatro ejemplares y estos se fueron multiplicando, pues una vez el capo fue abatido (1993), la hacienda pasó a manos de la Dirección de Estupefacientes, que se ocupó de todos los bienes menos de los animales, que quedaron allí hasta reproducirse. Sólo que en las manadas hay un macho que domina y expulsa a los nuevos.

Así, en 2009, empezó la huida de varios con Pepe y su pareja. Pepe fue cazado a tiros por soldados en Puerto Berrío, lo que causó indignación de la comunidad nacional y mundial, debido a que los militares lo exhibieron como un trofeo.

David Echeverri, que en la corporación Cornare tiene a cargo buscar las soluciones para este caso, dijo desconocer que el Ministerio, aunque tiene la potestad para hacerlo, haya decidido la muerte de los hipopótamos ante la complejidad del problema. Y reiteró que desde el Ciffa (Comité Interinstitucional de Flora y Fauna Silvestre de Antioquia) se trabaja firme en un plan de manejo que permita su ubicación, captura, esterilización y protección con un encerramiento para que no huyan.

"Expertos internacionales han recomendado el sacrificio, pero tratamos de obtener recursos para darles un manejo que salve el mayor número de ejemplares", expresó Echeverri. Sus cálculos dicen que habría no diez sino entre 50 y 60 individuos sueltos por el Magdalena Medio. Allí son una amenaza para la seguridad de las personas, el ganado y las especies autóctonas y por eso su exterminio no se descarta.

Carlos Palacio, de Fauna de la Hacienda Nápoles, insiste en que hay un trabajo serio en la búsqueda de salvarlos. Y Santiago López, alcalde de Puerto Triunfo, confirmó a este diario que en su localidad hay zonas a las que salen a pastar, pero sin ocasionar problemas diferentes a dañar cercas de fincas. No atacan ganado ni personas.