HISTÓRICO
Mitad de los niños de África no tiene registro de nacimiento, según Unicef
Efe | Publicado el 20 de mayo de 2013

La mitad de los niños de África son personas "invisibles" ante las autoridades porque carecen de registro de nacimiento, denunció el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

En un comunicado emitido en Adis Abeba con motivo de la XXI Cumbre de la Unión Africana (UA), que empezó el domingo en la capital etíope, Unicef afirma que "sólo el 44 por ciento de los niños de África menores de cinco años tiene su nacimiento registrado".

"Eso significa -subraya- que la mitad de todos los niños de África no cuentan como ciudadanos".

Según el organismo de la ONU, "en muchos países africanos, los niños (de medios) rurales tienen muchas menos probabilidades de registrarse y, por tanto, son invisibles ante los gobiernos, de ahí que queden desconectados de los servicios sociales y la protección legal que son cruciales para su supervivencia y futuro".

Sin identidad legal, los menores puede ver denegado su acceso a la escuela, mientras que, sin conocerse su edad, carecen de protección contra el trabajo infantil, el reclutamiento militar, el tráfico de seres humanos y otras formas de explotación.

De acuerdo con Unicef, la población infantil del continente "se espera que crezca hasta 130 millones antes de 2025", toda vez que "casi uno de cada tres niños en el mundo vivirá en África" a mediados del siglo XXI.

Por eso, "el mayor recurso de África son sus niños", afirma el subdirector ejecutivo de Unicef, Martin Mogwanja.

"Aun así -puntualiza Mogwanja- las aspiraciones del continente sólo podrán lograrse realmente cuando los niños tengan cubiertos sus derechos a la supervivencia, el desarrollo y la protección".

Agrega que "el primer paso en ese camino es garantizar que cada niño, independientemente de dónde se encuentre, sea contabilizado y reciba una identidad legal".

En ese contexto, según la nota, la cumbre de la UA, que conmemora el quincuagésimo aniversario de la Organización de la Unión Africana (OUA), antecesora de la Unión Africana, constituye una "oportunidad para alcanzar un compromiso duradero con los niños del continente".

Para Unicef, ese compromiso debe implicar "dar a cada niño un nombre y un estatus legal", lo que aportará "beneficios sociales para más de mil millones de personas en África".