HISTÓRICO
Movilidad, una discusión colectiva
Por JUAN DAVID ORTIZ FRANCO | Publicado el 29 de enero de 2013
Desde hace varios años la movilidad en el Valle de Aburrá es un punto que se destaca en las agendas de los gobiernos locales.

Aunque no aparece en las encuestas como un tema prioritario, las decisiones de las autoridades de tránsito sí tienen efectos inmediatos en la popularidad y en la opinión ciudadana sobre la gestión de las administraciones.

La encuesta Origen Destino indica que por las calles de Medellín y el área metropolitana circulan a diario más de un millón de vehículos.

Esa cifra representa un crecimiento del 32,7 por ciento del parque automotor entre 2008 y 2011. Otro dato incluido en la encuesta es que, desde 2005, el uso de los medios de transporte privados pasó del 17,7 al 25,2 por ciento del total de viajes realizados.

Con base en ese diagnóstico, Piedad Restrepo, coordinadora del programa Medellín Cómo Vamos, aclara que no es posible hablar de una percepción generalizada sobre el transporte público. Mientras la satisfacción ciudadana con sistemas como el Metro y el Metroplús es muy alta, el transporte en buses y busetas es mal evaluado. "Hay insatisfacción por el bajo respeto de las normas y falta control por parte de las autoridades".

Agrega que los gobiernos locales deben enfocarse en la búsqueda de opciones de movilidad como alternativa al uso del vehículo particular. "Lo que debe hacer la administración es modernizar el transporte público para hacerlo más atractivo y generar medidas adicionales al pico y placa para desestimular el uso del transporte privado".

Iniciativas como los carriles exclusivos para buses y motocicletas, los cambios en la medida del pico y placa y la apuesta por implementar un sistema integrado de transporte, son algunos de los temas que hacen parte de las discusiones sobre movilidad en Medellín. La ciudadanía expresa sus propias conclusiones.