HISTÓRICO
En 10 años, 700 murieron por balas perdidas en el país
Colprensa y Redacción elcolombiano.com | Publicado el 03 de enero de 2013

Con base en los datos del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (Cerac), el defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora Gómez, aseguró que en Colombia, entre los años 2001 y 2011, las balas perdidas mataron a 700 personas y dejaron heridas a otras 1.970, algunas con lesiones y irreversibles.

Esos eventos se produjeron en 274 municipios del país, por lo que Otálora aseguró que es necesario que las autoridades locales cuenten con sanciones más fuertes para el porte de armas o que consideren medidas como la restricción definitiva en épocas festivas o por largos periodos.

El Defensor reiteró su llamado a la autoridades para evitar que se sigan violando los derechos de los niños y jóvenes que han venido siendo víctimas de balas perdidas, de quemaduras con pólvora y consumo de alcohol, justo durante las festividades de Navidad y Año Nuevo, que se suponen las de mayor felicidad para los menores.

El pronunciamiento lo hizo Otálora Gómez a propósito de la muerte de la niña en Medellín como consecuencia de una bala perdida.

También advirtió que es absurdo que en muchas regiones del país se siga considerando que una forma de celebrar es tomar un arma y disparar, dejando el objetivo del proyectil al azar.