HISTÓRICO
Murieron tres militares al caer helicóptero en Putumayo
Colprensa, Bogotá
Un helicóptero militar con 25 uniformados a bordo se accidentó en el sitio conocido como La Chorrera, en zona selvática del departamento de Putumayo.

Según las primeras informaciones de las autoridades, la aeronave Rusa MD de matrícula EJC390, transportaba 25 militares y se precipitó por causas no determinadas.

El segundo comandante y jefe de estado mayor del Ejército, general Hernando Alonso Ortiz, reportó que tres uniformados murieron y catorce más resultaron heridos, mientras que el resto de tripulantes resultó ileso.

El oficial aseguró que "está confirmado que tuvimos un accidente, causado por un tema que es motivo de la investigación, descartando de plano que haya sido derribado el aparato", sostuvo.

Indicó que "esta es una máquina nueva, bien mantenida, con suficientes horas para su operación", aclaró.

Ortiz manifestó que una comisión, encabezada por el inspector del Ejército, Carlos Lemus Pedraza, se desplazó al sitio para determinar las causas del accidente.

De acuerdo con las autoridades militares, la aeronave realizaba vuelos de apoyo y de transporte de tropas a la Vigésima Sexta Brigada en el sur del país.

Los heridos fueron trasladados a centros asistenciales en Leticia (Amazonas) y Tres Esquinas (Caquetá).

La Chorrera, donde cayó la aeronave, es uno de los santuarios naturales más impresionantes de la amazonia colombiana. El área es una garganta, de unos 40 metros, por la que cruza el río Putumayo, que un kilómetro más atrás tiene un ancho de más de tres kilómetros.

La presencia del Ejército y la Armada Nacional en la región tiene que ver con el desarrollo de la operación conocida como Plan Patriota, que tiene a los militares en santuarios que la guerrilla creía infranqueables y de los que se consideraba dueña absoluta.

En el área, las tropas regulares han entrado a extensos campamentos y centros de entrenamiento de la guerrilla de las Farc.

Como producto de las operaciones militares, también han sido fumigados extensos plantíos de coca y desmantelados complejos coqueros con capacidad para producir varias toneladas del alcaloide al año.

Para ejecutar el Plan Patriota, el Gobierno ha movilizado más de 18.000 militares de las fuerzas especiales del Ejército en la región amazónica, que son apoyados por aeronaves.

Según centros de investigación, ha habido semanas enteras de guerra convencional para obligar a la guerrilla a moverse de sus posiciones en zonas clave de los departamentos de Putumayo, Guaviare, Guainía y Amazonas.