HISTÓRICO
Murió joven cuando descendía en bicicleta por la Medellín-Bogotá
  • Murió cuando descendía en bicicleta por la Medellín-Bogotá | FOTO EDWIN BUSTAMANTE
    Murió cuando descendía en bicicleta por la Medellín-Bogotá | FOTO EDWIN BUSTAMANTE
Por Rodrigo Martínez Arango | Publicado el 16 de mayo de 2012

Otro adolescente murió al accidentarse en la bicicleta en la que descendía, a alta velocidad, por la Autopista Medellín-Bogotá, en el kilómetro 1+300 metros, jurisdicción del municipio de Bello.

El muchacho, de 15 años de edad, hacía parte de un grupo de 14 jóvenes, residentes en los barrios Niquía y Navarra, de Bello, que en la tarde del martes, después de salir del colegio, decidieron subir al alto de La Sierra, en Guarne, y descender desde allí en sus ciclas como unos bólidos.

Uno de ellos perdió el control de la bicicleta en una curva, golpeó un poste ubicado en la orilla de  la calzada norte de la troncal y cayó muerto en la mitad de los dos carriles de descenso, lo que originó el cierre de la autopista durante casi una hora para los vehículos que bajaban.

Uno de los compañeros de la víctima dijo que, al parecer, al muchacho muerto, quien no llevaba casco, lo había rozado un vehículo, cuyo conductor, aunque se detuvo, le dijo a un guarda del Tránsito no tener responsabilidad en el accidente y luego siguió su marcha.

"Nos gusta este deporte y hacemos esto casi todos los días, en el caso del amiguito muerto había dejado de practicar, pero hace tres días retomó de nuevo a esta actividad y el lunes pasado bajó con nosotros sin ningún problema", anotó el mayor del grupo de ciclistas que no supera los 16 años.

El joven muerto era estudiante de 10 grado de la Institución Educativa de Navarra, de Bello, en donde gozaba de mucho aprecio, porque era un buen estudiante.

Otro joven muerto en Las Palmas
Casi a la medianoche del pasado 25 de abril se presentó un accidente similar en el sector de El Peñasco, al iniciarse el descenso de la vía a Las Palmas, jurisdicción del municipio de Envigado, cuando un muchacho, también de 15 años, residente en el barrio San Diego, de Medellín, fue cerrado por un carro en una curva, perdió el control y chocó contra una barranca y murió en al acto.

El subsecretario de Control del Tránsito de Medellín, Carlos Marín, dijo que entre las autoridades hay preocupación por estas prácticas suicidas de muchos niños y jóvenes en las vías que tienen cualquier pendiente en el Valle de Aburrá.

Suben, advirtió el funcionario, pegados de buses, volquetas y camiones y luego, cuando llegan a las partes altas descienden a gran velocidad, arriesgando su vida, la de los peatones y demás usuarios de las vías.

"Tenemos los patios llenos de bicicletas, porque la mayoría no tienen papeles y los guardas, cuando observan que un ciclista va pegado de un vehículo, lo hacen detener y decomisan la cicla", dijo.

Hizo un llamado a los padres y profesores para que les enseñen a los niños y adolescentes las normas, la cordura, responsabilidad social y cultura, que deben tener cuando sean actores de la vía y lo asuman con responsablidad para así evitar estos accidentes que causan tanto dolor.

Finalmente recordó que los ciclistas deben estar atentos a las condiciones mecánicas de la bicicleta, en especial los frenos, y llevar casco, chaleco reflectivo y, en la noche, luces.