HISTÓRICO
Murray volvió al trono en Miami
  • FOTO AP
    FOTO AP
Efe, AP-Redacción | Publicado el 31 de marzo de 2013

Andy Murray levantó una bola de campeonato y remontó para vencer por 2-6, 6-4, 7-6 (1) al español David Ferrer en una agotadora final del Masters de Miami. El británico sumó así el título 26 de su carrera, el segundo este año.

El denominado Quinto Grand Slam tuvo un extraño desenlace, con altibajos por ambos lados, y con 15 roturas, siete de ellas en el último parcial. “Ambos peleamos con todo, sufriendo con el físico al final”, dijo el campeón.

Murray logró el año pasado dar un paso a la vanguardia del tenis masculino al colgarse la medalla olímpica de oro en los Juegos de Londres y ganar su primer título de Grand Slam en el Abierto de Estados Unidos.

La consagración en Miami le permitirá desplazar a Roger Federer del segundo lugar del ránking, por detrás de Novak Djokovic.

Murray elogió a Ferrer, con quien practica a menudo: “cuando me toca jugar con él, la gente espera que yo gane. Es durísimo contra él. Tiene una gran actitud y es un gran peleador”.

Murray revalidó el título obtenido en 2009, después de dos horas y 45 minutos de lucha, y recuperó el segundo puesto mundial, que ya disfrutó tres semanas en agosto de 2009.

Ferrer, que este martes cumplirá 31 años, tuvo el partido en su mano en el duodécimo juego del tercer set (6-5) cuando después de haber tenido que recurrir tres veces al fisioterapeuta de la ATP por calambres en la parte externa del muslo izquierdo, dispuso de bola de partido.

En esa jugada, y a la postre, tomó una decisión equivocada al pedir la última revisión de “Ojo de Halcón” que le quedaba en una bola dudosa a la línea de fondo del escocés. La bola dio claramente dentro y la oportunidad de Ferrer se esfumó porque en el desempate el español apareció derrotado, cansado y con demasiados fallos.

Murray sacó provecho de esa resurrección y tuvo la serenidad y la experiencia para materializar una victoria que le otorgó un cheque por 719.160 dólares.