HISTÓRICO
NEGOCIACIÓN CON LUPA
  • NEGOCIACIÓN CON LUPA |
    NEGOCIACIÓN CON LUPA |
Por FEDERICO HOYOS SALAZAR | Publicado el 03 de mayo de 2013

La más reciente encuesta de Gallup presenta nuevamente un panorama favorable en cuanto al apoyo de la gente a la negociación con la guerrilla. Lo anterior debe ser examinado con lupa, pues no se puede leer una aprobación general de la negociación como método de salida al problema de terrorismo y violencia en Colombia, como una aceptación de lo que hoy está pasando en La Habana. Pongamos la lupa y examinemos con cuidado:

Empecemos por analizar el cambio en la percepción pública sobre la posibilidad de una derrota militar a la guerrilla por parte de nuestras Fuerzas Militares. Durante el gobierno del presidente Pastrana, más del 50 % de la población creía que el Estado no estaba en capacidad de derrotar militarmente a la guerrilla. Todo esto cambió drásticamente con la llegada a la presidencia de Álvaro Uribe, quien recogiendo los frutos del Plan Colombia e instaurando la exitosa política de Seguridad Democrática, logró que el 90 % de la población creyera en la derrota militar; cifras que se mantuvieron al inicio de la presidencia de Juan Manuel Santos y aunque han caído, en general el país sigue creyendo en la posibilidad de una victoria militar.

La lectura anterior permite que pasemos al siguiente punto, en donde las mediciones de Gallup demuestran históricamente que el país pasó en creer que las Farc podían tomarse el poder por la vía armada durante el gobierno del presidente Pastrana, a un arrollador rechazo a esta idea actualmente en donde en promedio el 80 % de los colombianos cree que la guerrilla no puede tomarse el poder por medio de las armas.

Teniendo en cuenta los dos últimos factores mencionados; el de una creencia general sobre la derrota militar y un rechazo mayoritario a la idea de la toma del poder por medio de las armas de la guerrilla, encontramos como producto que la gente crea en la negociación como método de terminación de la amenaza que supone la guerrilla para el país. A partir de la mitad del primer periodo presidencial de Álvaro Uribe hasta hoy, más del 60 % de la población cree en la negociación como la mejor opción para terminar el problema de la guerrilla. Sin embargo, esto no significa ni que las personas crean que el actual proceso va por buen camino, ni que con la negociación de La Habana se llegará a feliz término.

Así lo demuestra la última encuesta de Gallup; 52 % no cree que se llegará a un acuerdo final con la guerrilla. A lo anterior, sumémosle que el 78 % de la población está en desacuerdo con que las Farc participen en política sin pagar cárcel, 73 % no cree que se acabará la violencia y otro 82 % tampoco cree que las Farc reparará a sus víctimas, entre otras muchas cifras desfavorables.

Todo lo anterior sirve para concluir que la gente sí quiere negociación, sí la respalda porque cree en nuestras Fuerzas Militares y en el Estado colombiano, pero no en la manera como se adelanta la actual negociación ni en sus posibles resultados, gran diferencia si se examina lo que hoy pasa en La Habana, con lupa y sin apasionamiento. Resumiendo: negociación sí, forma como se lleva a cabo el proceso en Cuba, no.