HISTÓRICO
Nicaragua necesitaba de aguas colombianas para construir canal: Noemí Sanín
  • Nicaragua necesitaba de aguas colombianas para construir canal: Noemí Sanín | FOTO ARCHIVO
    Nicaragua necesitaba de aguas colombianas para construir canal: Noemí Sanín | FOTO ARCHIVO
Redacción elcolombiano.com | Publicado el 14 de junio de 2013

El anuncio hecho por el Gobierno de Nicaragua sobre la construcción de un canal interoceánico con China alimentó más la controversia sobre una posible apelación de Colombia en la decisión tomada por la Corte La Haya en la que entregó cerca de 75 mil kilómetros de mar al país centroamericano.

La excanciller de la República, Noemí Sanín alertó que el anuncio podría entregar más argumentos a las defensa de Colombia para apelar el fallo del Tribunal de Justicia de La Haya  por los nuevos elementos e inconsistencias que se agregan a los ya conocidos.

Días después de producirse el fallo de la Corte, la excanciller junto a Miguel Ceballos Arévalo, exviceministro de Justicia, habían hecho público el trasfondo y los intereses que derivaban de la decisión para los nicaragüenses y que iban encaminados a la construcción del canal interoceánico.

Entre otros, una de las inconsistencia y nuevo elemento está la participación de la juez china Xau Haquin, integrante de la Corte en la decisión que finalmente concedió la porción de mar a Nicaragua. Según Noemí Sanín, la mujer se tenía que haber declarado impedida por el conflicto de interés.

"La juez Xue Hanquin fue embajadora de china entre 2003 y 2008 y también embajadora en el Sudeste Asiático ella requeteconoció  como es elemental los negocios de semejante tamaño que se estaban fraguando muy discretamente entre la China y Nicaragua. La juez conocía el tema y ha debido, como lo ordena el artículo 24 que si conoce algo que le impida fallar poner en conocimiento del presidente de la Corte, cosa que no hizo", precisó la excanciller a medios radiales colombianos.

Y es que desde seis meses atrás el país centroamericano había revelado una sociedad para la construcción del canal en el que se entregaría el 51 por ciento de las acciones era para Nicaragua y el 49 por ciento para un aliado estratégico.

"La empresa del gran canal dice el embajador que no es del Estado chino y conseguimos la prueba de que el Estado chino tiene el 49 por ciento de la famosa empresa registrada en Hong Kong, de modo que hay una inexactitudes completas, pero el fallo adolece de muchos otros vicios jurídicos", señaló Noemí Sanín.

Colombia no ha presentado la revisión ni la apelación frente a el fallo y en la actualidad se encuentra en manos de la firma de abogados británicos Volterra Fietta.

"Con las solas aguas que tenía Nicaragua no habían podido soñar con el canal que están soñando. Para todo lo que van a hacer necesitaban las aguas que están en discusión", concluyó Noemí Sanín.