HISTÓRICO
Níver dejó legado de calidad
  • Níver dejó legado de calidad | Archivo | Níver Arboleda dejó muchos recuerdos entre la fanaticada verdolaga. Antes de irse a vivir a Guatemala estuvo radicado en Medellín.
    Níver dejó legado de calidad | Archivo | Níver Arboleda dejó muchos recuerdos entre la fanaticada verdolaga. Antes de irse a vivir a Guatemala estuvo radicado en Medellín.
Wilson Díaz Sánchez | Publicado el 05 de octubre de 2011

El fútbol colombiano y en especial el club Atlético Nacional están de luto tras el fallecimiento de Níver Arboleda, ayer en la madrugada en Ciudad de Guatemala.

El jugador caucano, de 43 años, nacido el 8 de diciembre de 1967 en Puerto Tejada, que también militó en el Deportivo Cali, sufrió un paro respiratorio y murió mientras era atendido en el Hospital Central.

Según el periodista Felipe Laguardia, de Guatemala, hasta ayer por la tarde había mucho hermetismo entre los familiares para conocer dónde se cumplirán las honras fúnebres del exatacante.

Un amigo de Arboleda anunció, en horas de la mañana, que estaban haciendo trámites para traer el cuerpo a Colombia desde Guatemala, donde el deportista se había radicado desde su retiro del fútbol competitivo. Allí era comerciante.

Níver fue inscrito para la Copa Libertadores que ganó Nacional en 1989. John Jairo Carmona, uno de sus excompañeros, sorprendido con la noticia, lo calificó como un hombre "de excelente calidad humana, serio y bastante disciplinado".

Quienes lo vieron en sus recientes visitas a Medellín, dicen que poco había cambiado en su aspecto físico. "Mantenía su figura atlética", dijo Julio Gómez, de Múnera Eatsman Radio.

En la Copa del 89, de acuerdo con los datos del club verde en su página web, se recuerda "el sexto tanto de la goleada en semifinales a Danubio de Uruguay y además fue protagonista en la Libertadores de 1990 cuando en Santa Laura de Chile le anotó el tanto a Vasco da Gama de Brasil".

Fue goleador del equipo que dirigía Bolillo Gómez y campeón de la Copa Interamericana. También, del torneo de la Dimayor de 1991. Un año después fue transferido.

Andrés Escobar, Albeiro Usuriaga, Felipe Pérez y Níver Arboleda son las cuatro campeones de Copa-89 que han fallecido, los tres primeros en actos de violencia.