HISTÓRICO
Patricia no habla por hablar
  • El trabajo nocturno le ha enseñado a Patricia a aprovechar al máximo el tiempo en el día para darse gusto con la lectura, el ejercicio y el cine.
    El trabajo nocturno le ha enseñado a Patricia a aprovechar al máximo el tiempo en el día para darse gusto con la lectura, el ejercicio y el cine.

  • Su estrategia es no dar consejos y permitir que los oyentes hablen.
  • Desde hace dos años conduce el programa nocturno de Radio Caracol.
Por
Isolda María Vélez H.
Bogotá

Su figura y su voz no se parecen en nada...
Ella lo sabe, se lo dicen cada que alguien la conoce y, con cara de asombro, le confiesan que la imaginaban más señora, más formal...

El impacto es lógico: Patricia Pardo, la conductora del programa Hablar por Hablar, de Radio Caracol, es una mujer de tan solo 27 años, con una pinta juvenil que la haría confundir con una modelo o una universitaria, de esas que lucen su cabello lacio y claro, con sus yines desteñidos y, por supuesto, descaderados.

En cambio su voz la "vende" como una mujer adulta porque su tono refleja madurez y credibilidad, tanta que quienes la escuchan de lunes a viernes, desde las once de la noche hasta las dos de la madrugada, le piden consejos en temas tan delicados como la vida íntima, las relaciones familiares y los negocios.

"Pero la idea del programa no es dar consejos ni tampoco ser un consultorio de sicología. El espacio tiene un fin muy claro: registrar las historias de la gente; son crónicas sobre sus vidas, relatadas por los protagonistas. No soy consejera".

Patricia conduce el programa desde hace dos años y medio, llegó allí por "meritocracia", como ella lo describe.

De la mano de Gabriel de las Casas, una de las voces más conocidas en Pase la tarde y Cita con la intimidad, la voz de Patricia tomó fuerza en la radio... y eso que fue la única materia que perdió cuando era estudiante de Comunicación Social en la Universidad Central de Bogotá.

"La vida es muy linda y te va llevando por un camino, justo a dónde uno tiene que llegar", reconoce esta paisa de nacimiento, pero bogotana a más no poder.

A los 16 años ya hacía "pinitos" en emisoras en programas de variedades, "en la parte de la producción" y más adelante encontró en Línea de fuego, un buen debut en el periodismo radial.

Libre expresión
Patricia cree que su éxito con los oyentes de Hablar por hablar radica en dejar que expresen sus emociones y cuenten sus historias. "En la noche hay mucha gente que trabaja, otra que no logra conciliar el sueño, pero en última instancia son personas que necesitan una compañía y, de pronto, encuentran en el programa que no están solos y que pueden contar historias que en otras circunstancias no serían capaz de hacerlo, por vergüenza, dolor o porque no tienen quién los escuche".

Este modelo de programa, que privilegia las crónicas de vida, nació en España con la cadena Ser, propietaria de Caracol. Hace diez años, Mara Torres dirige el programa español.

"Al principio tenía un contacto directo con Mara, pero después comencé a crear mi propio estilo, ese estilo que le da confianza a los oyentes para hablar de sus problemas. Tal vez, no sienten censura en mis comentarios y por eso se animan a contar historias".

Para Patricia, la táctica es sencilla: no dejarse sorprender por las historias y no porque carezca de sensibilidad, sino porque es una forma de evitar que el oyente se sienta censurado.

"Obviamente, si hay historias que me mueven, que me dan vueltas en la cabeza y desearía saber cómo terminan, pero el oyente es libre de volver a llamar y contar el desenlace de su cuento".

Sin pereza
Y aunque el horario de trabajo de Patricia no es fácil ni el más sociable, ella aprendió a aprovecharlo para su beneficio.

En las mañanas, después de las once, va al gimnasio. Una vez a la semana graba el programa de televisión En el trece, para un canal local en Bogotá. Y cuando el tiempo se lo permite, entre semana, lee y va al cine.

En las noches, sobre todo los viernes, ya es costumbre, a las diez, despedirse de sus amigos en las rumbas para meterse en la cabina. "Ni un solo día me ha dado pereza o desánimo. Me gusta lo que hago y estar al aire me produce adrenalina, porque no se sabe con qué historia me voy a encontrar esa noche".

Así es la Patricia Pardo, la joven que quiere seguir estudios en Ciencias Políticas porque le encanta la política y ambiciona servir a la comunidad desde otra esfera de lo público.

"Nunca pensé que mi voz me abriría tantas puertas. Hoy me siento muy afortunada porque hago una de las cosas que más me gusta: conversar con la gente", dice.

Conductora de espacios en televisión
El programa Hablar por hablar es una idea original de la Cadena Ser, de España, propietaria de Caracol.

Hace dos años y medio cuando se inició el espacio, Patricia participó en un casting para conducir el programa, concurso que le permitió ganarse el puesto aún por encima de personas con mayor experiencia.

Además de la radio, Patricia ha obtenido experiencia en la televisión. Durante dos años condujo, en Señal Colombia, un espacio de documentales que narraban también historias de vida.

De manera posterior, trabajó en el Canal Capital en la dirección de la franja juvenil y con Hernán Orjuela presenta algunos directos en el programa El Festival de San Remo.

Desde el programa radial ha promovido varios encuentros de chateadores en ciudades como Bogotá, Medellín, Cali y Miami, con un éxito total entre los participantes.