HISTÓRICO
“No” también se puede decir, para que se diga sí
  • "No" también se puede decir, para que se diga sí | El libro tiene 100 consejos para comunicarse mejor. Hay que estar bien, dice, con uno mismo. FOTO EDWIN BUSTAMANTE
    "No" también se puede decir, para que se diga sí | El libro tiene 100 consejos para comunicarse mejor. Hay que estar bien, dice, con uno mismo. FOTO EDWIN BUSTAMANTE
Por MÓNICA QUINTERO RESTREPO | Publicado el 03 de febrero de 2013

Una pregunta. Luego, abrir la respuesta: "No tengas temor al silencio ya que éste no existe totalmente y no lo confundas con indiferencia cuando tu corazón late constantemente". Hay una línea de separación y luego, en mayúsculas, una palabra: vive.

Pascual Tobón le da 100 consejos prácticos que buscan que cada persona aprenda a respetarse a sí misma, a tomar decisiones firmes, a tener una vida más tranquila, más feliz, más cercana a lo que quiere realmente.

Su libro, 100 maneras de decir no para obtener un sí personal plantea que ‘no’ no es el opuesto del sí. "Nos enseñaron a buscar la aprobación de los demás, pensando en cosas para ellos, no para nosotros". Decir no es difícil, pero, añade él, muchas veces se dice sí para complacer a los demás. "Quedas mal contigo mismo. No hay que cargar con tantas cicatrices, con cargas que no nos pertenecen".

La intención de Pascual, quien es teraupeuta y guía espiritual, es que las personas aprendan a decir no y que ello les ayude a autoconocerse, a fijar límites, a comunicarse, a aprender la importancia de la cotidianidad, de sentirse bien consigo mismos. "Nos acostumbramos a hacer las cosas como todo el mundo las hace. Hay que ser originales y conseguir un sí conmigo mismo. Si estoy bien conmigo, eso se demuestra".

El habla de un ‘no’ que no está cargado de enojo, de miedo, de rencor, de tristeza. Está, en cambio, cargado de las decisiones personales, de lo que se quiere realmente. "La vida es acción. Cada acción tiene un reacción y ello, un resultado".

El libro es práctico y no tiene un orden específico. Pascual quiere que se lea al azar, a partir de preguntas. Él señala que siempre encontrará una respuesta acertada, cercana, que le ayudará. Entonces, una pregunta (¿Se puede ser feliz?), abrir sin mirar, leer la explicación (No existen muchos dioses, solo hay diversos caminos para llegar a una sola verdad) y ahí está la respuesta (Humildad). También es energía y, además, estar dispuesto a escuchar, y a creer.