HISTÓRICO
"Nunca fui deshonesto": Jorge Luis Pinto
  • El panorama de los clasificados al Mundial es cada vez más claro | Jorge Luis Pinto clasificó al Mundial con Costa Rica. FOTO AP
    El panorama de los clasificados al Mundial es cada vez más claro | Jorge Luis Pinto clasificó al Mundial con Costa Rica. FOTO AP
Por JOHN ERIC GÓMEZ MARÍN | Publicado el 14 de septiembre de 2013

Con lágrimas celebró el técnico Jorge Luis Pinto la clasificación de Costa Rica a Brasil-2014, gesta que describió como un sueño cumplido.

Pocos días después de ese logro, Pinto habló con este diario sobre su éxito con los ticos. También se refirió a su carrera y recordó su época como director técnico de Colombia.

¿Cuál es la base de su éxito?
"Tener un gran grupo humano con buenas condiciones y la disciplina por un trabajo planificado para lograr los objetivos".

¿Tiene una revancha con esta ida al Mundial?
"No. La primera vez con Costa Rica los dejé clasificados y a Colombia también la tenía clasificada. Podré tener una revancha conmigo mismo, tal vez, pero de resto con nadie".

Usted recalca sobre su honestidad, ¿alguién alguna vez dudó de ese trabajo?
"No, pero muchos adjuntos han hecho cosas indebidas y no han respetado eso. Se hicieron los de la vista gorda. Nunca hago compromisos con nadie, ni con empresarios ni con periodistas. Nunca llevé un jugador por amistad ni le di una chiva a un periodista para que hable bien. No tengo preferencias y a eso me refiero como honestidad".

¿Qué siente al ser el primer colombiano en Brasil-2014?
"Felicidad, satisfacción del deber cumplido. Un sueño hecho realidad de una lucha que he tenido por años y ahí es donde pongo mi palabra. Quiero que el país entienda que soy pulcro en mi trabajo. Nunca falto a un entrenamiento, incluso por ir a visitar a mi familia. Ese es el legado. Por ejemplo me invitan a comidas y no voy cuando estoy concentrado, preparo los partidos y mis prácticas con tiempo, eso hace parte de mi honestidad".

¿Tiene todo el respaldo de la dirigencia de Costa Rica?
"Hemos tenido el apoyo de todos. Es lógico que haya críticos, pero los costarricenses están unidos por esta causa. Hay que salir a las calles de Costa Rica con una cámara en la mano para ver lo que dice la gente".

¿A qué irá al Mundial?
"Vamos a competir. No voy a decir que vamos a llegar a la final, porque soy consciente de las limitaciones, pero si vamos a jugar con honor y hay capacidad para hacerlo".

¿Cómo aprecia a Colombia?
"Es una generación extraordinaria que se forjó en el fútbol internacional y eso se traduce en un gran presente".

¿Qué cree le aporta Pekerman a esta Selección?
"Pekerman ha utilizado bien a los jugadores. Cosas extraordinarias, desde el punto de vista táctico, no le he visto, pero hay que reconocer que ha maniobrado bien en los partidos".

¿Cuál es la diferencia entre el jugador costarricense y el colombiano?
"El colombiano ya asimiló lo que es el fútbol internacional. Acá estamos en ese proceso, en lograr un fútbol más simple, rápido, dinámico y agresivo. Eso es lo que exijo".

¿Qué haría distinto si otra vez fuera DT de Colombia?
"Fortalecer más al grupo y a los jugadores. Tener presente que hay futbolistas que acaban con todo. Pienso que a esos no debí convocarlos ni determinarlos. Eso me faltó y hoy lo hago".

¿Cuáles no debió llamar?
"No vale la pena desgastarme con eso".

Usted tuvo roces con Iván Ramiro Córdoba y el Chiqui García, ¿hoy los saludaría?
"Con Iván he hablado. Los problemas de él no los creé yo ni tuve un rechazo por él como persona. Consideré que no debía estar en la Selección y eso no lo entendió. Lo del Chiqui es diferente, es asunto de principios. Él compró jugadores y árbitros y tengo las pruebas. Cómo voy a saludar a una persona de esas".

¿Qué le deja su carrera?
"Amigos y el orgullo por los dirigentes y los jugadores que me escriben. Tendré enemigos, uno o dos, pero el resto amigos y que de eso no queda la menor duda".

¿Es de los que cree que la letra entra con sangre?
"En Colombia no han entendido mi concepto de disciplina y creen que es dar fuete y están equivocados. He dictado conferencias sobre disciplina en la ejecución. Hay que hacer las cosas en el momento y buscando siempre la excelencia. Lo mío no es de horarios ni de dar fuete".

¿Cómo ve el Mundial ?
"Favoritos van a ser las grandes potencias. Alemania tiene un equipo extraordinario; Brasil está conformando una generación brillante; España va a ser protagonista. Al lado de ellos vamos a estar los que peleamos".

¿Qué le queda por hacer?
"El Mundial"

¿Qué lo hace llorar ?
"Todas las situaciones que tengan que ver con el ser humano".

¿Cuál es la importancia de su familia en este proceso?
"Toda. Mis dos hijos son mi vida. Mi señora Claudia Uribe es una mujer que me empuja, me ayuda y me da pautas".

¿Por qué se quitó el bigote?
"Me lo jugué cuando dirigía al Táchira en Venezuela en 2011. Esos son cambios de la vida. Hay que estar con la moda y acorde al momento".

¿Cómo ve la renovación de técnicos en Colombia?
"No la veo preparada y fundamentada. Llegó el ciclo de la academia, como lo ha hecho el técnico de Nacional, que está por ese camino y eso es valorable. A propósito voy a estar en Colombia inaugurando la primera carrera profesional de entrenadores de fútbol que se montó en Bucaramanga en la Universidad Cooperativa con cuatro años de carrera. Siempre he creído que el entrenador debe ser de academia al estilo de los de baloncesto en E.U. que son los más capacitados".

Usted tuvo a Falcao en Selección, ¿creyó que iba a llegar tan lejos?
"Sin duda alguna. Siempre he dicho que Falcao tiene 8 o 9 puntos como jugador, pero 11 como persona. Le veía esa proyección y por eso lo puse de titular".

¿Qué jugador de los que tuvo no llegó a la dimensión esperada?
"Casi todos los que tuve lo han hecho bien. Esperaba más de Adrián Ramos, que fuera un jugador brillante y creo que su equipo no le ayuda mucho" n
"En Medellín nunca he dirigido a pesar de ser una extraordinaria plaza, el gusto que hay allí por el fútbol es abrumador".