HISTÓRICO
Obama y Merkel acordaron conversaciones de alto nivel sobre espionaje
Efe | Publicado el 03 de julio de 2013
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y la canciller alemana, Angela Merkel, acordaron celebrar reuniones de alto nivel entre ambos países para abordar "en detalle" el denunciado espionaje de Washington a la Unión Europea (UE) y en particular a Alemania, informó hoy la Casa Blanca.

En una conversación telefónica este miércoles, Obama aseguró a Merkel que toma "muy en serio las preocupaciones" de sus aliados y socios europeos sobre ese espionaje, según indicó la Casa Blanca en un comunicado.

Por ello, ambos acordaron celebrar una reunión "de alto nivel" de funcionarios de seguridad de E.U. y Alemania "en los próximos días" para abordar ese asunto "con más detalle".

Obama y Merkel reafirmaron también la importancia de mantener "una estrecha cooperación" entre sus respectivos servicios de inteligencia "en la lucha contra el terrorismo y otras amenazas a la seguridad" de E.U., Alemania y otros países aliados.

Asimismo, ambos sostuvieron que esperan con interés el inicio de un diálogo entre la UE y E.U. sobre la recolección y supervisión de la inteligencia y las cuestiones de privacidad de datos, a partir del 8 de julio, según lo propuesto por el secretario de Justicia estadounidense, Eric Holder.

Las últimas revelaciones de Edward Snowden han sacado a la luz que E.U. espió, además de los registros telefónicos y datos de internet de millones de sus ciudadanos, a la UE, -fundamentalmente a Alemania-, la ONU y 38 embajadas de países como Japón y México.

Obama y Merkel también ratificaron este miércoles su "firme apoyo" a la puesta en marcha del Tratado de Libre Comercio entre E.U. y la UE, cuyas negociaciones deben comenzar en Washington la próxima semana.

El presidente de la Comisión Europea (CE), Jose Manuel Durao Barroso, condicionó este miércoles la negociación para ese tratado al esclarecimiento del espionaje de EE.UU., lo que correrá a cargo de sendos grupos de trabajo, europeo y estadounidense, que trabajarán "en paralelo".