HISTÓRICO
Once personas muertas y 4.181 damnificados dejó fuerte sismo en el país
  • Colprensa El presidente Álvaro Uribe visitó a los damnificados en Quetame.
    Colprensa El presidente Álvaro Uribe visitó a los damnificados en Quetame.
  • Reuters Quetame ha sentido este domingo tres fuertes réplicas.
    Reuters Quetame ha sentido este domingo tres fuertes réplicas.
  • Reuters En la vía, se notan los embates del movimiento telúrico.
    Reuters En la vía, se notan los embates del movimiento telúrico.

Once personas muertas y 4.181 damnificados dejó fuerte sismo en el paísBogotáSon 11 muertos, 54 heridos y 4.181 damnificados el saldo parcial que deja el temblor de 5.5 grados que sacudió, el sábado en la tarde, al centro y oriente del país, según el último reporte entregado por La Cruz Roja.

En la zona de Puente Quetame (Vía Bogotá- Villavicencio) el número de muertos fue de 6 y de heridos 29; en la cabecera de Quetame hubo 4 muertos y 18 heridos registrados; en Guayabetal se reportó una persona fallecida; en Chipaque 3 heridos; y en Cáqueza 4 (todos municipios de Cundinamarca).

En su visita a Quetame, el presidente de la República, Álvaro Uribe, dijo que el Gobierno Nacional buscará los recursos tanto económicos como humanitarios para restablecer la normalidad en los municipios afectados por el sismo.

De acuerdo con el experto del área de Socorro de la Cruz Roja, Iván Márquez, la zona rural de Quetame (Cundinamarca) reportó el mayor número de damnificados, 1.800 (360 familias); seguido de la cabecera del municipio con 1.400 afectados (300 familias) y del sector de Puente Quetame con 731 personas afectadas.

Para el alcalde de Quetame, Oro Mario Rojas, el 95 por ciento de las viviendas de este municipio está parcial o totalmente averiadas, incluyendo el templo que quedó prácticamente destruido, al igual que la Casa Cural.

El director de la Defensa Civil, General Jairo Duván, afirmó que en seis veredas de Quetame se registraron cerca de 100 damnificados, en el municipio de Fosca 150 y 50 en Guayabetal (los dos en Cundinamarca).

También, en El Calvario (Meta), epicentro del temblor, hubo 50 personas afectadas, que corresponden a 10 familias aproximadamente.

Barrido nacional
Un día después del temblor, el director de Socorro Nacional de la Cruz Roja Colombiana, Walter Cote, confirmó que los territorios de mayor afectación se ubican entre el departamento del Meta, pequeñas comunidades de Boyacá y en la frontera entre los departamentos de Cundinamarca y Meta.

Cote afirmó que el sismo se presentó en ocho departamentos de Colombia. "Fue sentido con gran intensidad en el Valle del Cauca, en Cali, también en el eje cafetero específicamente en el departamento del Quindío", indicó Cote.

Aún, las personas afectadas por el sismo se encuentran en las calles y en albergues esperando que sus casas sean revisadas por expertos, debido al riesgo que puede presentar algunas construcciones.

Quetame, el más afectado
Desde la noche del sábado, los organismos de socorro local, departamental y nacional atienden a las víctimas con asistencia humanitaria. Algunas entregas tuvieron que hacerse por medio de helicópteros porque los derrumbes impidieron el paso vehicular.

El párroco del municipio de Quetame, Pedro Cancino, sostuvo que en cada albergue provisional hay más de 300 personas, para quienes se necesitan mercados, agua, carpas, elementos de aseo y medicamentos.

Sin embargo, se instalaron los albergues para las 660 familias del municipio que quedaron sin vivienda.

El abastecimiento de agua se está haciendo parcial. El equipo de bomberos les está suministrando el líquido por medio de una planta de potabilización. "Se espera que mañana (lunes), la Dirección de Aguas de la Gobernación de Cundinamarca empiece la revisión de la bocatoma del acueducto que se dañó luego del temblor, para restaurar este servicio", sostuvo la directora de Dpae, Luz Amanda Pulido.

Del mismo modo, en la zona hay dos unidades móviles con cocinas comunitarias, suministradas por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf), prestando el servicio.

Según Pulido, aunque las ayudas humanitarias han sido numerosas, aún falta por determinar como se recuperarán las viviendas de los damnificados.

Aprovechando el cese de lluvias en Cundinamarca, los helicópteros de Defensa Civil sobrevolaron las zonas afectadas evaluando la magnitud emergencia para emitir un parte oficial y definitivo.

Las autoridades piden a la población seguir atentas ante cualquier eventualidad, pues se han seguido registrando réplicas en el país y no se descarta la posibilidad de otro sismo.

Ayuda humanitaria
La Cruz Roja inició de inmediato un gran operativo con apoyo de las seccionales de Cundinamarca y del Meta. "Nuestro cuerpo de socorro viajó al terreno en la madrugada del domingo y se despacharon cerca de 6 vehículos hacia la zona de rescate, entre los que se cuentan equipos médicos y ambulancias", sostuvo Cote.

La Cruz Roja colombiana solicitó ayuda de los ciudadanos y del sector privado. Los elementos que más se requieren son: plásticos que serán utilizados en las reparaciones a las casas; madera en listones; alimentos empacados como mercado; cobijas y carpas grandes para albergues temporales.

Las próximas ayudas que esperan obtener son materiales de construcción para la recuperación de las viviendas afectadas.

Los ciudadanos que quieran hacer donaciones en dinero pueden consignar en las cuentas Cuenta corriente Banco de Bogotá: 078-116522, a nombre del CRC Emergencias o a la Cuenta corriente Banco BBVA 242-016244.

Últimos sismos
En Quetame (Cundinamarca) y San Juanitio (Meta) se registraron las últimas réplicas del movimiento telúrico de 5.5 grados en la escala de Richter que sacudió al centro y oriente del país la tarde del sábado.

El primero ocurrió a las 4:39 de la mañana con epicentro en Quetame (Cundinamarca). La intensidad fue de 4.1 grados en la escala de Richter y su profundidad 3.3 kilómetros.

El segundo, de menor magnitud, se registró en San Juanito (Meta)a las 9:14 de la mañana, con una intensidad de 2.8 grados en la escala de Richter y 24,8 kilómetros de profundidad.

En esa misma zona, al medio día se registró otro con una magnitud de 3.2 en la escala de Ritchter y de 28.1 kilómetros de profundidad. Ninguno de ellos dejó más víctimas y tampoco daños materiales.