HISTÓRICO
ONG denunció esclavitud laboral de bolivianos en talleres de Buenos Aires
Efe | Publicado el 11 de marzo de 2013
Unas 400 personas, todas de origen boliviano, trabajan en situación de esclavitud en 40 talleres textiles clandestinos ubicados en distintos barrios del suroeste de Buenos Aires, denunció este lunes la ONG argentina La Alameda.

"Son 40 talleres en los que trabajan un promedio de diez costureros en cada uno, todos traídos desde Bolivia, que trabajan más de 12 horas al día, sin poder salir durante la semana, solamente los domingos por la tarde", explicó a Efe Gustavo Vera, presidente de la Organización No Gubernamental.

Vera indicó que los trabajadores ilegales viven en el mismo lugar en el que ejercen su labor, "lugares que son como casas disimuladas y herméticamente cerradas, lo que favorece la propagación de enfermedades infecciosas pulmonares como la tuberculosis".

"De hecho -apuntó- en los hospitales públicos de la zona, el porcentaje mas alto de infectados por tuberculosis son costureros bolivianos".

Los estudios publicados por uno de esos centros sanitarios, el Hospital Muñiz, revelan que el 60 por ciento de los casos de tuberculosis de la capital argentina son costureros bolivianos, a razón de 1.800 por año.

"Pero ese porcentaje aumenta en los hospitales que están en las inmediaciones de los barrios donde se encuentran los talleres textiles", señaló Vera.

El presidente de La Alameda denunció que a los trabajadores les pagan "una tremenda miseria", entre 15 y 40 centavos (de pesos argentinos) la hora, "y los salarios que están cobrando en ningún caso superan los 2.000 pesos (unos 394 dólares)".

"Es decir, menos de la mitad del convenio, menos de la mitad del sueldo mínimo argentino, con jornadas que superan largamente las doce horas sin ningún tipo de derecho gremial o convencional", apuntó.

La ONG denunció ante la Justicia federal esta situación, en la que también está involucrado algún menor, así como adolescentes de entre 16 y 17 años.

También elevó su queja ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) de Argentina, reclamando "inmediatas inspecciones".

"Algunos de estos talleres están funcionando desde hace varios años ya, y todos trabajan para la feria de La Salada (un complejo ferial ubicado en el partido argentino de Lomas de Zamora)", señaló Vera.

Según la ONG, en Buenos Aires hay alrededor de 3.000 talleres clandestinos.

"De todas las denuncias presentadas, en algunos casos ya hay procesados esperando juicio oral, otras causas están archivadas, otras suspendidas en el aire y 106 marcas textiles están involucradas", concluyó Vera.