HISTÓRICO
Desconcierto por crimen en U. de A.
Rodrigo Martínez Arango | Publicado el 12 de marzo de 2009

Indignados, los estudiantes y profesores que este jueves, pasadas las seis de la tarde, se encontraban en la primera planta del bloque 14 de la Universidad de Antioquia, no le quitaban la mirada al charco de sangre que quedó después del ataque a bala que le costó la vida al ex alumno de la Facultad de Derecho, Jorge Andrés Isaza Velásquez, de 28 años de edad.

Nunca había visto esto en la Universidad, le decía una joven a una amiga con la que observaba la escena del crimen, en un pasillo cerca a las mesas de una cafetería.

Por su parte, a pocos metros del cerco que hizo el CTI de la Fiscalía, el vicerrector, Martiniano Jaime Contreras daba a conocer lo ocurrido.

"Aquí en el primer piso de la Facultad de Derecho hubo un ataque con arma de fuego contra un joven que había salido hace un año de la Universidad por mal rendimiento. Esto nos cogió por sorpresa, porque se venían tomando las medidas de seguridad con requisas para evitar el ingreso de personas ajenas que vienen a delinquir", dijo.

Esperamos, agregó, que la comunidad nos comprenda porque vamos a exigir el carné y a pedir la identificación en el ingreso ya que tenemos que preocuparnos por nuestro propio blindaje".

Al condenar el hecho dijo que es un acto que "nos entristece y preocupa".

El directivo universitario alertó que hace ocho días hubo una amenaza de un grupo que se hizo llamar "Autodefensas de Antioquia", contra un grupo de estudiantes, pero este joven no estaba en esa lista.

Varios estudiantes que integran el Comité de Derechos Humanos Gustavo Marulanda expresaron preocupación por las intimidaciones que hace ocho días les enviaron por internet.

"La amenaza es muy clara. Nos la enviaron a nuestros correos y con nombres propios. Se hizo para aquellas personas que conformamos grupos de tendencias políticas", dijo el estudiante.

Otro alumno testigo del ataque indicó que fue perpetrado por un hombre y una mujer encapuchados que corrieron hacia el bloque cuatro y ahí desaparecieron".

El COLOMBIANO estableció que la víctima había cursado hasta el quinto semestre de Derecho, residía en el barrio Francisco Antonio Zea, noroccidente de Medellín y estaba trabajando como mensajero.

Una estudiante se quejó ante el Vicerrector por falta de reacción para atender al herido, porque, según ella, sólo 20 minutos después de ser atacado se acercó un paramédico para brindarle atención.

El personal de seguridad de la Universidad y la Policía montaron este jueves en la noche un dispositivo con requisas a personas y carros en las porterías de la Universidad, lo cual originó congestión en las vías internas del claustro.