HISTÓRICO
Paciencia, la base para tener el RUT
  • Para presentar los formularios del RUT para su revisión, la demora en la atención puede ser de tres minutos. Pero el proceso de digitalización si toma más tiempo, por el poco personal dedicado a esta labor en la Dian.Diego González
    Para presentar los formularios del RUT para su revisión, la demora en la atención puede ser de tres minutos. Pero el proceso de digitalización si toma más tiempo, por el poco personal dedicado a esta labor en la Dian.
    Diego González
  • Desde muy temprano empiezan las filas en la oficina 302 de la Dian, en La Alpujarra, de personas que madrugan para diligenciar la obtención del Registro Único Tributario (RUT). Se atienden a unos 500 contribuyentes por día.Diego González
    Desde muy temprano empiezan las filas en la oficina 302 de la Dian, en La Alpujarra, de personas que madrugan para diligenciar la obtención del Registro Único Tributario (RUT). Se atienden a unos 500 contribuyentes por día.
    Diego González

  • En promedio, 500 personas diarias obtienen el Registro Único Tributario.
  • Las demoras en la Dian son por falta de personal y de computadores.
  • El RUT es similar al Registro Civil y busca identificar a los contribuyentes.
Por
Uriel Cardona Martínez
Medellín

Guillermo Osorio trabaja en Noel y el jueves pasado madrugó a las 4:30 de la mañana a la Dirección de Impuestos (Dian), en Medellín, para obtener el Registro Único Tributario (RUT) para algunos empleados de su compañía.

A ellos, como a muchos otros empleados de las empresas, les va tocar declarar renta porque sus ingresos quedaron cobijados con la Reforma Tributaria que empezó a regir este año y, para presentarla, deben obtener tener el RUT.

A Guillermo le correspondió el tiquete número 03, que es similar al que los clientes toman en los supermercados, droguerías o EPS para esperar su turno.

A pesar de haber llegado tan temprano, sólo estaba saliendo después de las 9:00 de la mañana, pues tuvo que esperar a que los formularios fueran digitalizados en uno de los computadores para poder recibir los respectivos registros ya impresos.

Para hacer esta vuelta, tuvo que hacer dos filas. La primera en la taquilla donde se verifica que el formulario del RUT esté bien diligenciado y que contenga los documentos respectivos, como la fotocopia de la cédula en tamaño ampliado y el certificado de ingresos que expide la Dian y se entrega en las empresas.

Luego, cuando llegó el momento de su turno según el ficho, entregó toda la documentación en otra taquilla para su respectiva digitalización.

En la misma situación, pero haciéndole la vuelta a su esposa, a quien también los ingresos le quedaron en el nuevo rango para declarar renta, estaba Carlos García, quien llegó muy cerca de las 9:00 de la mañana y llevó una palm para entretenerse jugando mientras lo atendían.

Los independientes
Pero la obligación de contar el RUT no sólo cobija a los asalariados cuyos ingresos quedaron en el rango para declarar renta, es decir, que recibieron más de 60 millones de pesos el año pasado, sino que cubre a los trabajadores independientes que contratan con las empresas.

Este es el caso de Luis Fernando Cadavid, quien necesita dicho registro para poder recibir el pago en Autoamérica, a la que le presta los servicios de mecánica.

Él, quien llegó a las 7:30 de la mañana a la Dian, trabaja en forma independiente y la empresa necesita que tenga el RUT para reportarlo en su declaración de renta y obtener los beneficios tributarios por generación de empleo.

Lo mismo le sucede a Patricia, quien le presta los servicios de publicidad a Cervunión y ahora necesita del Registro Único Tributario para recibir su pago y seguir contratando con la empresa.

Ellos, junto con Guillermo y Carlos, hacen parte de los 500 contribuyentes que, en promedio, acuden cada día, de lunes a viernes, a las instalaciones de la Dian, en La Alpujarra, para tramitar el RUT.

Un proceso que resulta desgastante por el tiempo que se toma, pues al igual que sucede con todos los trámites que se hagan en la Dian, éste no tiene ningún costo. Sólo cuesta la fotocopia de la cédula.

Pero, ¿por qué es tan lenta la atención en la Dian para expedir el número del RUT?

Los voceros de la Administración de Impuestos aseguran que, hasta finales de 2003, el promedio de personas diarias que solicitaban el RUT era de 63, pero con la Reforma Tributaria aumentó a 500 diarias, lo que ha ocasionado las demoras, pues prácticamente el número de funcionarios es el mismo.

Ahora, afirman, con la ayuda de otras divisiones, se tienen nueve personas, cuando anteriormente eran tres.

Además, se habilitaron taquillas en el sótano del edificio para atender exclusivamente las actualizaciones y, en el tercer piso, en la oficina 302, se están atendiendo a los nuevos contribuyentes.

La revisión del formulario del RUT, que incluye la información del contribuyente con su nombre, dirección, actividad productiva, así como la fotocopia de la cédula y el certificado de ingresos, puede demorar entre 3 y 5 minutos.

Si todo está correcto pasa la taquilla donde le reciben la documentación y, ahí sí, a esperar el turno mientras se realiza la respectiva digitalización en una de las tres pantallas que se tienen para este proceso, que es el más demorado.

Cómo el sistema es nacional, es decir, todas las oficinas de la Dian están conectadas a la misma central, el proceso es muy lento y está expuesto a cuando se "cae" el sistema.

Los directivos de la Dian indicaron que están haciendo todos los esfuerzos necesarios para ofrecerles un mejor servicio a los usuarios, especialmente, con más información y ampliando la atención hasta las 6:00 de la tarde o más a todas las personas que estén en la oficina a esa hora.

Los comerciantes tienen una sanción
La Reforma Tributaria (Ley 863 de 2003) obligó a inscribirse en la Dian, para obtener el RUT, a todas las personas naturales o jurídicas que vayan a contratar o que sus ingresos laborales ya lo califican para declarar y pagar renta. Una persona que tiene un contrato por 15 días debe tener el RUT porque la empresa contratante se lo exige para poder pagarle y recibir las deducciones de impuestos correspondientes. Es más, toda empresa obligada a hacer deducciones, debe exigirle a sus contratantes el registro ante la Dian. Ese trámite se puede hacer por correo, enviando los formularios del RUT debidamente diligenciados y con los documentos respectivos. De acuerdo con Wilson González, uno de los asesores de la firma KPMG, el requisito del RUT hace parte de la estrategia del Estado, a través de la Dian y su Plan Muisca, para controlar la evasión y la elusión de impuestos en Colombia. Para esto, dijo, lo primero es saber quiénes son los que tributan e identificad dónde se pueden ubicar. "Es algo así como el registro civil, pero orientado a conocer la masa de contribuyentes actuales y potenciales", agregó. En el caso de los establecimientos comerciales, que hacen la vuelta en las Cámaras de Comercio, la sanción para quienes no tengan el RUT es el cierre del establecimiento por tres días y la imposición de un sello con la leyenda "cerrado por evasión". En KPMG consideran que la sanción resulta algo desproporcionada.