HISTÓRICO
Países de la Celac aprobaron declaración de la Cumbre
  • FOTO AP
    FOTO AP
Efe | Publicado el 26 de enero de 2013

Los países de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y de la Unión Europea (UE) aprobaron este sábado por aclamación la declaración de la cumbre de Santiago de Chile, así como su plan de acción para el periodo 2013-2015.

El texto de la declaración deja claro que las dos regiones reconocen la importancia de marcos reguladores "estables y transparentes" que proporcionen "certidumbre legal para los operadores económicos" en el contexto de impulsar inversiones de calidad social y medioambiental.

Los jefes de Estado y de Gobierno europeos, latinoamericanos y del Caribe muestran en sus conclusiones un firme respaldo a las inversiones y el comercio internacional como fuente de desarrollo sostenible.

Durante la negociación del documento, según fuentes diplomáticas, Venezuela intentó hasta el último momento suavizar la alusión a la seguridad jurídica de las inversiones, algo a lo que se opusieron mayoritariamente los demás Estados latinoamericanos.

"Nos comprometemos a mantener un clima favorable a los inversores, reconociendo en cualquier caso el derecho de los países a legislar para cumplir los objetivos de sus políticas nacionales, de acuerdo con sus compromisos y obligaciones internacionales", subrayan los mandatarios.

Los líderes también se comprometen a adoptar políticas que promuevan el comercio y la inversión entre los países de la Celac y la UE, convencidos de que contribuirán a garantizar el desarrollo sostenible y que impulsarán el crecimiento económico y la generación de empleo, especialmente entre los jóvenes, en las dos regiones.

En concreto, destacan que esas políticas deben estar basadas en la cooperación y complementariedad, la solidaridad e inclusión social, la responsabilidad medioambiental (teniendo en cuenta el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas y las capacidades de cada país) o la igualdad de oportunidades.

La declaración también incluye finalmente un párrafo propuesto por la Celac, en el que se considera "vital" que los inversores cumplan con el derecho nacional e internacional, "en particular, entre otros asuntos, sobre fiscalidad, transparencia, protección del medioambiente, seguridad social y trabajo".

Asimismo, la UE y la Celac reiteran su compromiso de evitar el proteccionismo en todas sus formas.

Reconocen que un sistema multilateral de comercio abierto y no discriminatorio basado en normas, contribuye a promover la recuperación de la crisis económica, y destacan la importancia de reforzar el sistema de comercio multilateral concluyendo una "global y equilibrada" Ronda de Doha para la liberalización del comercio mundial.

Por otra parte, el plan de acción que aprobaron para 2013-2015, recoge también propuestas concretas para impulsar inversiones que promuevan el desarrollo sostenible.

En el plan, se muestran de acuerdo en "promover marcos reguladores abiertos, estables, predecibles y transparentes para fomentar las inversiones y proporcionar certidumbre legal a los inversores y los socios locales, a la vez que se reconocen los derechos soberanos de los estados para regular".