HISTÓRICO
Pájaros y marranos vuelan a las estrellas
  • Pájaros y marranos vuelan a las estrellas | Los pájaros furiosos pasaron a la vida real con este parque de diversiones, a dos horas de Helsinki, en Finlandia. FOTO BLOOMBERG
    Pájaros y marranos vuelan a las estrellas | Los pájaros furiosos pasaron a la vida real con este parque de diversiones, a dos horas de Helsinki, en Finlandia. FOTO BLOOMBERG
Por NATALIA ESTEFANÍA BOTERO | Publicado el 03 de diciembre de 2012

Que Angry Birds subió hasta las estrellas no es una exageración. Es la franquicia de videojuegos más exitosa de la historia de esta industria y por otro lado, tocó a uno de los íconos del cine, la saga de Star Wars, de George Lucas.

Es el último lanzamiento de los pájaros furiosos y aunque no ha tenido el éxito imbatible de otros, ellos siguen en primer lugar: Angry Birds ha sido descargado 1.000 millones de veces desde su lanzamiento en 2009.

La referencia de Star Wars "es casi intocable porque es de culto y cualquier modificación que le hagan, por pequeña que sea, es un insulto", dice el videojugador Alejandro Cifuentes, bloguer de Shigerusan.com.

Sin embargo, hay consenso entre los seguidores en que el juego resulta exitoso por la personificación de los pájaros y porque repite la fórmula simple y sencilla de los Angry: basta con deslizar el pájaro como una cauchera para dar en el blanco.

Lo que sí parece haberse salido de la rutina fueron los marranos, que elevaron vuelo con Bad Piggies, un spin-off del tradicional juego, lanzado en septiembre pasado, y que permite crear cualquier tipo de vehículo alado para que los malvados personajes verdes cumplan su cometido de ir por los huevos.

Ha resultado ser tan exitosa que montaron una academia de vuelo (www.badpiggies.com) y hay sitios de fanáticos dedicados a especificar como funcionan los diversos juguetes aéreos: desde botellas hasta llantas. Y como si fuera poco, ha sido la que más rápido se ha vendido en la tienda de Apple ¡Nunca antes los marranos verdes habían sido tan protagonistas…

Otro de los recientes hitos de Angry Birds ha sido Space, con 60 niveles intergalácticos en los que es posible experimentar con la gravedad cero. Y justo allí está el deleite. Rhett Allain, profesor de Física en la Universidad de Louisiana, dice que aunque el juego no se ajuste a las leyes clásicas, por lo menos "da la libertad de crear pequeños experimentos: es como tener ciencia en la vida real", escribe en su blog Dot Physics en Wired.

Hasta allí llegan los pájaros que ponen a jugar en los dispositivos y en el parque de diversiones como el que crearon en Finlandia, y a debatir a los científicos. Ellos ya pasaron a la historia.