HISTÓRICO
Paloma Valencia Laserna
  • Paloma Valencia Laserna

Paloma Valencia LasernaPor
María Clara Ospina

Los jóvenes en la política son refrescantes, por su candor, energía y auténtica sensibilidad. Su actitud aún no está corrompida por envidias, odios, ni ambiciones desmesuradas. Son intrínsecamente honestos en su deseo de obtener cambios para aquellas cosas que encuentran aberrantes en nuestro país, como son la extrema pobreza, el desperdicio o mal manejo de nuestros recursos naturales y la corrupción.

Ellos y ellas aún no están cansados, ni cargan en sus espaldas un cúmulo de derrotas, frustraciones y compromisos adquiridos que los paralicen y amarguen su labor. Por eso es posible que logren, por lo menos parcialmente, algo de lo que se proponen. Valga además decir que estas jóvenes mujeres y hombres postulados hoy en diferentes listas, en su mayoría, tienen una preparación académica excelente. Por eso, cuando hablan de construir un proyecto de nación más amable lo hacen con conocimientos para conseguirlo. ¿Y por qué no lo han de lograr? sus propuestas son verdaderamente sus propósitos, no son retórica, ni "cuento de campaña".

Este es el caso de Paloma Valencia Laserna, quien se postula por primera vez para la Cámara de Representantes por el movimiento Alas, Equipo Colombia. Paloma tiene un título en Derecho y Filosofía y una especialización en economía de la Universidad de los Andes, fundada por su abuelo Mario Laserna Pinzón, además ha hecho estudios en Harvard en Preservación y Utilización de Recursos Naturales. La hermosa Paloma (es verdaderamente bella) oyó de política y de servicio a su patria desde pequeña. Pasó su niñez en Popayán rodeada de la tradición, historia y poesía de su ancestro familiar. Allí se enamoró de la belleza del sur del país, de los campos y las aguas y del Macizo Colombiano, cuna de nuestros más importantes ríos. No en vano una de sus mayores preocupaciones es la preservación de la integridad del Macizo y las cabeceras de los ríos. En una entrevista concedida al Diario del Huila, Paloma afirmó que, para ella, uno de los mayores logros de los gobiernos anteriores han sido los bosques que han conseguido preservar; "Siendo esta nuestra mayor riqueza, tenemos que pensar qué vamos a hacer con ella". Su bandera es la preservación del agua. ¡Y qué bandera más importante!

El agua, cada vez más escasa, se ha convertido en uno de los recursos más valiosos de una nación. El crecimiento de la población mundial siempre en aumento, el descuido de las cabeceras de los ríos y otros lugares de nacimientos de agua, la erosión, la polución y tantos otros agentes, han ido acabando con las fuentes del precioso líquido indispensable para la vida. De la preservación y sostenimiento de las fuentes de agua dulce puede depender el futuro de la humanidad. ¡Así de grave y así de sencilla es la cosa! Paloma entiende de este tema y aunque no es el único que pretende encarar, sí es su mayor preocupación. Como es un tema para mí también de suma importancia, Paloma Valencia Laserna tiene mi voto. Invito a mis lectores a considerar su propuesta.

Casilla n.° 107 de Alas, Equipo Colombia.

mclaraospina@yahoo.com