HISTÓRICO
Paro agrario con más fuerza en Antioquia, Boyacá y el sur del país
  • En Segovia se presentaron hechos violentos que alteraron el orden público. FOTO CORTESÍA @segoviadeoro
    En Segovia se presentaron hechos violentos que alteraron el orden público. FOTO CORTESÍA @segoviadeoro
Por Sergio A. Naranjo M. | Publicado el 20 de agosto de 2013

En relativa calma pasó el primer día de paro agraria nacional en el país. A pesar de que la Policía dispuso más de 20.000 hombres para evitar los bloqueos, 19 vías en todo el país siguen con problemas de movilidad.

Las situaciones más críticas se han presentado en Antioquia y en Boyacá, donde los manifestantes se han enfrentado con las autoridades por mantener cerrado el paso de vehículos.

En Antioquia la zona más compleja es el municipio de Segovia al Nordeste del departamento, que fue el primero en presentar problemas de orden público el domingo en las horas de la madrugada, por una asonada que dejó cinco policías y un civil heridos.

A pesar de que allí no se reporta cierre de vías, la Policía ha dispuesto una estrategia especial de seguridad para contener a los manifestantes.

La carretera a la Costa (Medellín-Caucasia) presenta desde este lunes al medio día cierre preventivo para vehículos de servicio público y para carga hasta tanto no se tenga controlado por completo la zona, que fuera la más afectada por el paro minero que cerró en varios puntos las carretera.

Boyacá presenta una situación especial, pues allí el paro de los campesinos se ha sentido con mayor rigor. La terminal de transportes de Tunja y de otros municipios cercanos presentan retraso o cancelación en sus salidas y miles de pasajeros esperan poder salir hacia sus destinos, principalmente Bogotá.

Al cierre total de la vía Chiquinquirá-Tunja y Albarracín-Tunja, se le han sumado la carretera de que de la capital de Boyacá conduce a Ventaquemada, y los pasos en el Puente de Boyacá y el sector de Las Flores.

El sur de país con problemas
Desde las primeras horas del lunes festivo, los departamentos de Nariño y Putumayo han estado con problemas de movilidad en sus carreteras y aún no presentan un desbloqueo.

Llama la atención el caso de Nariño en el que su gobernador, Segundo Raúl Delgado Herrero, se ha entrevistado con varios líderes del paro en esa región para negociar, pero que han hecho caso omiso a sus llamados y piden que sea el Gobierno Nacional, el que se siente a hacerle caso a sus peticiones.

Los lugares que más preocupan a las autoridades en Nariño son los sectores de los Cruces y Catambuco en la vía que conduce de Rumichaca a Pasto, que desde este lunes en las horas de la mañana presentan problemas de movilidad y aún no se ha podido restablecer el paso.

En la misma situación está la carretera que de Junín llega al Pedregal, que en el kilómetro 84 tiene cierre total.

Putumayo también presenta bloqueos, el más grande en el puente internacional de Santa Ana en la frontera con Ecuador, que a pesar de los intentos de la Policía no ha podido ser restablecida su movilidad total y se tiene el paso restringido intermitente con cierres completos.

En el Valle del Cauca, luego del cierre total de la vía que Cali conecta con Andalucía, por un plantón de una gran cantidad de personas, la Policía reporta normalidad.

Llanos en relativa normalidad
Los llanos orientales han presentado una relativa calma en lo que va del paro agrario, la situación más importantes se encuentra en el departamento de Arauca, en el que los manifestantes han ocasionado en el cierre de la vía que de Tame conducen a Corocoro, con movilizaciones en los sectores de la vereda Panamá y el sector Los Fundadores.

En Meta durante las primeras horas del domingo hubo grandes concentraciones de manifestantes provenientes del sur del departamento, pero según el último reporte del secretario de gobierno de Villavicencio, Fernando Sandoval, la normalidad es total a esta hora, aunque si ha habido gran afluencia de buses que trasladas a los manifestantes.

Centro del país con precaución
Cundinamarca, presenta una situación similar a la de Boyacá, la carretera Chocontá-Villapinzón presenta cierre en dos puntos: las Pailas y las Curtiembres. Mientras que el centro de Fusagasugá presenta enfrentamientos entre manifestantes y policías.

La Policía ha puesto en marcha un dispositivo especial para contrarrestar los efectos del paro en esta región y se espera que al terminar el día todas las vías de Cundinamarca, al igual que las del país puedan tener su tránsito normalizado.