HISTÓRICO
Parques Educativos darán alegría a 34 municipios más
POR GUSTAVO OSPINA ZAPATA | Publicado el 24 de julio de 2013

A Valparaíso se le hizo el "milagro" de tener un parque educativo y para su alcaldesa, Marta Cecilia Hernández, no es casualidad sino un hecho del destino que la arquitecta que lo diseñará tenga el nombre de Laura Montoya, el mismo de la santa venerada en su región, el Suroeste antioqueño.

Ayer en la mañana, en la plazoleta de La Alpujarra, donde se hizo la asignación y se sortearon los arquitectos que tendrán a su cargo el diseño y construcción de estas infraestructuras, nadie se vio tan feliz como ella, que no pudo evitar que se aguaran sus ojos.

"La educación es una necesidad muy sentida de mi comunidad, nuestra propuesta potencializa a los jóvenes y niños como seres humanos íntegros, partiendo de la ciencia, la tecnología, el arte", dijo, y su recompensa fueron aplausos.

Terminada la ceremonia, cuando cada municipio ganador supo el nombre del arquitecto que le correspondía y esta alcaldesa, aún eufórica, se contactó con Laura, se abrazaron, sonrieron y llegaron las palabras del compromiso.

"No he ido a Valparaíso, pero sé que es de una región muy linda", expresó Laura y la mandataria, sonriente, remató: "entre las dos vamos a hacer ese milagro. Yo dije que se me apareció la santa, ja, ja".

Cambia el destino
Y así, igualito a como celebró Valparaíso, lo hicieron los demás alcaldes. El de Caicedo, John Caro, comentó: "cuando se invierte en educación se invierte en la paz" y su arquitecto, Juan García, le respondió que "juntos vamos a hacer un proyecto extraordinario".

El gobernador, Sergio Fajardo, reiteró su consigna de que cuando se invierte en la educación y en la inteligencia, "se escriben las mejores páginas de nuestra historia".

E insistió en que la asignación de los parques fue transparente, sin contaminación política: "los municipios y sus alcaldes presentaron propuestas que los hicieron merecedores de tener su parque".

La vocera del jurado, Ana Mercedes Gómez, exdirectora de El Colombiano, aclaró que se hicieron análisis muy exhaustivos de cada propuesta teniendo en cuenta la fundamentación, el impacto social en la localidad y los lotes.

Precisamente este último ítem dejó aplazada la asignación del parque a Yalí, "cuya propuesta reúne todas las características, pero el terreno no es adecuado ya que la entrada quedaría por un bien que es patrimonio público y su fachada no se puede tocar". Yalí deberá resolver la situación para seguir aspirando.

David Escobar, gerente de Parques Educativos, afirmó que los 80 tienen un costo cercano a los 280 mil millones de pesos, pero invitó a los municipios que faltan a seguir aspirando, pues los gobiernos siguientes podrían desarrollar una segunda fase.