HISTÓRICO
PARRILLEROS, SÍ; FRONTERAS INVISIBLES, NO
Por RAÚL MORENO SIERRA | Publicado el 23 de febrero de 2013
Las miles de personas que utilizan la moto como medio de transporte para desplazarse a sus lugares de trabajo, estudio, o simple recreación, es uno de los gremios más unidos y amables que hacen que sus vehículos sean de solidario uso, no solo familiar sino también para la ciudadanía en general.

Es el más sostenible medio de transporte utilizado en todos los estratos; brindan un excelente aporte al saturado transporte público, además de la ínfima producción de emisiones contaminantes ambientales. Los accidentes viales en los que se ven comprometidos los motociclistas en muchísimas de las ocasiones son por culpa de los automóviles, buses y vehículos de transporte pesado que sienten resquemor por este transporte.

Por unos pocos sujetos que utilizan el medio motorizado para cometer atracos y crímenes no podemos tan olímpicamente tratar a todo el gremio como escoria. Los delincuentes desde muchos años atrás, antes de que llegara el auge de estos vehículos de dos ruedas, igual cometían dichos atropellos y aún lo siguen haciendo, a pie o en carros. Y lo más ignominioso, asesinan en fronteras invisibles.

Deben los alcaldes del área metropolitana incentivar el uso de las motos además de brindarles todas las garantías para su libre movilización, y velar porque les demos un trato digno como a todo ser humano.