HISTÓRICO
Pico y placa rota, pero no es único remedio a tacos
POR LEÓN J. SALDARRIAGA L. | Publicado el 02 de febrero de 2013
Con la expectativa de que en los próximos meses no continuará el desmonte de la medida, sino de que la integración definitiva del transporte público alivie las congestiones vehiculares, mañana entrará en vigencia la rotación del pico y placa en Medellín.

Como acostumbra la Secretaría de Movilidad para que la comunidad se habitúe al cambio de número de placa, las dos primeras semanas tendrán un carácter pedagógico.

Aunque no se aplica sanción económica, a los infractores de todas formas se les inmovilizan sus vehículos mientras dura la restricción.

Omar Hoyos Agudelo, secretario de Movilidad, sostuvo que las soluciones este año trascienden las modificaciones al pico y placa, y se orientan a enfrentar el problema con transporte público de calidad.

Un reto es consolidar el proceso de racionalización en las cuencas 3 (Belén) y 6 (Manrique), donde se estima que tendrán que salir 606 buses, mientras que por efecto del Tranvía de Ayacucho deberán salir de ese corredor otros 400 automotores, de modo que entre ambos sumarán más de 1.000.

En su rendición de cuentas, el alcalde Aníbal Gaviria Correa complementó que el Transporte Público de Medellín busca articular todos los sistemas para hacerlos más óptimos y eficientes.

El hecho de que salgan buses -afirmó- no significa que habrá menos oportunidad de empleo porque los conductores pasarán de laborar 14 horas a 8 y aumentará esa oferta.

Gaviria anunció varias tareas para mejorar la circulación vehicular. Entre ellas, que este año se invertirán 5.300 millones de pesos en proyectos de movilidad en bicicleta, como la construcción de 10,5 kilómetros de ciclorrutas.

Otra de las iniciativas del Alcalde en este frente es comenzar las obras del Jardín Circunvalar de Medellín en el segundo trimestre, en tanto que esta semana fueron adjudicadas al consorcio español Agrupación Guinovart Obras y Servicios Hispania S.A., las obras civiles para el Tranvía de Ayacucho, que iniciarán a finales de febrero.

Uno de los compromisos del secretario Hoyos Agudelo es estructurar un proyecto para preferenciar el transporte público de buses y busetas por carriles exclusivos, que se hará gradualmente por zonas.

Con ello también se pretende que cada vez entren menos vehículos particulares al centro de Medellín.