HISTÓRICO
Pillados en el engaño
  • Raúl E. Tamayo Gaviria | Raúl E. Tamayo Gaviria
    Raúl E. Tamayo Gaviria | Raúl E. Tamayo Gaviria
Raúl E. Tamayo Gaviria | Publicado el 11 de junio de 2010

Dos loquitos planearon fugarse del manicomio. Se subieron al entejado y tenían que brincar del techo del manicomio a una casa vecina. Al saltar el primer loco se cae una teja y el vigilante pregunta:

-¿Quién anda por ahí?-

El loco dice:

-¡Miauuu, Miauuuu!-

El vigilante se queda tranquilo. Pasa un rato y salta el otro loco, pero también tumba una teja. El guardia vuelve a preguntar: ¿Quién anda por ahí?

-Otro gato-, responde el loquito.

Antes de la justa electoral del 30 de mayo circuló por internet a miles y miles de usuarios una bien redactada carta de argumentación política justificando los lapsus y las equivocaciones de Antanas Mockus y con malicia maquiavélica se tejían en esa misiva cibernética ataques a Juan Manuel Santos, con la habilidad de mezclar verdades a medias con mentiras completas. La carta la firmaba como autora Laima Mockus, con la explicación de que era la hijita del profesor Antanas, de catorce años de edad. La carta impactaba por venir de esta adolescente haciéndole campaña a su padre.

Ahora, diez días después de pasadas las votaciones, me llega otra carta ofreciendo disculpas, pues la carta al decir de doña Adriana Córdoba, su madre, no era escrita por la niña, sino que Laima la había recibido y la había reenviado a sus amigos y a las listas que le pasaban de la campaña Verde.

A mi grupo de amigos de tertulia cibernética nos llegó por intermedio de un ex decano de la Universidad de Antioquia y por eso le dimos total crédito. Se agradece la honrada aclaración aunque vino después de elecciones y aunque a mí no me hizo votar por Mockus, quién sabe a cuántos, sí.

Don Alonso Salazar, alcalde de Medellín, ha invitado al cantaautor cubano Silvio Rodríguez a un gran concierto como acto de apertura al Tercer Congreso Iberoamericano de Cultura, por celebrarse en Medellín, en julio.

Este artista puede ser un intérprete del arte musical de la isla de Martí, pero es un embajador de la dictadura de los hermanos Castro. Ha sido diputado en la Asamblea Nacional de Cuba. "Hugo Chávez lo considera su amigo y habla del dueto Silvio y Hugo". Esto lo dice el mismo Silvio en su blog, citado por Sergio Esteban Vélez (ver El Mundo 2 de junio 2010 pag. A/2).

Lo malo de traer a este intérprete de Cuba es lo que significa, pues hace en su canto una apología de la dictadura que ha entrenado a los narcoterroristas de las Farc y del Eln. Los mismos que han asesinado, secuestrado y mutilado con minas antipersonal en los campos colombianos.

Este Vocero de la Revolución Cubana, como se le conoce, aprovechará el escenario de Medellín y a través de la prensa, la TV y la radio para difundir consignas a todo el país sobre las maravillas de una revolución que ha dejado viudas y huérfanos por miles con las víctimas del tenebroso Paredón, donde se fusilaron decenas de miles de cubanos por pensar diferente a los líderes de la revolución.

Una revolución que en la época de los secuestros aéreos recibía y alcahueteaba la llegada de los bandidos con sus botines y sus aviones.

Coinciden estos dos gatos, verdes mockusianos y fajardistas en que no saben disimular sus engaños. Están pillados porque no supieron maullar.

ÑAPA: Le salió cara su arrogancia al ex alcalde Sergio Fajardo en su primer encuentro con el ex ministro y ex embajador Angelino Garzón. El científico y matemático se vio opacado por la humildad y experiencia de un Angelino de madre sencilla y sabia y devoto del Señor de Buga. "El que se humilla será ensalzado y el que se ensalza será humillado".