HISTÓRICO
Explosión de camión cisterna deja 20 muertos y un rastro de dolor en México
México | Publicado el 07 de mayo de 2013

La explosión de un camión cisterna cargado con gas que se accidentó este martes en una autopista cerca de la capital mexicana dejó por lo menos 20 muertos, la mitad de ellos menores, además de 36 heridos, informaron fuentes oficiales.

Dos de los heridos, que están muy graves, han sido trasladados a Houston (Texas, Estados Unidos) para ser tratados en un hospital especializado en personas quemadas, señalaron fuentes oficiales.

Las víctimas fueron asistidas en un primer momento por los rescatistas y trasladados más tarde a seis hospitales por tierra y con el apoyo de varios helicópteros.

"Es un saldo muy lamentable y desde aquí expresamos nuestra solidaridad para con los deudos", dijo el presidente de México, Enrique Peña Nieto horas después de los hechos, al inaugurar el V Foro sobre Seguridad y Justicia en la capital mexicana.

La tragedia, cuyas causas exactas todavía se desconocen, sucedió pasadas las 5:00 de la mañan, hora local (10:00 GMT) en una zona de la autopista México-Pachuca, a la altura del kilómetro 14, ubicado entre las comunidades de San José Xalostoc y Santa Clara.

Tras la explosión, la autopista México-Pachuca quedó cortada durante varias horas al tráfico a la altura del kilómetro 14, un área del Valle de México de intenso tráfico que comunica a Ciudad de México con Pachuca, la capital del estado de Hidalgo.

Los primeros datos apuntan a que Omar Díaz Olivares, quien conducía el camión con dos cisternas con el combustible de la empresa Termogás, perdió el control del mismo y chocó.

El conductor sobrevivió al accidente y ha ingresado con pronóstico grave a un hospital, donde está detenido.

Tras el impacto, una de las cisternas del vehículo cargada con gas salió despedida mientras la otra estalló y produjo "una explosión bastante fuerte" y un incendio, explicó el alcalde de Ecatepec, Pablo Bedolla.

El presidente Peña Nieto anunció que el Gobierno federal ya trabaja en una investigación de los hechos junto a las autoridades del Estado de México. "He instruido a la Secretaría de Transportes y a la de Gobernación (Interior) para que a través de Protección coadyuven y participen de los esfuerzos", agregó el mandatario.

También ha pedido revisar las condiciones en que se encuentra esa autopista para que puedan realizarse trabajos en un futuro próximo "que permitan dar a esta zona condiciones de mayor seguridad".

En una rueda de prensa, el secretario de Gobierno del Estado de México, Efrén Rojas, sostuvo que los daños que dejó la conflagración se extienden en un radio de quinientos metros.

Once de los veinte fallecidos eran de sexo masculino. Las víctimas eran en su mayoría residentes en la zona, un área de modestas viviendas habitadas por unas 180 personas que están prácticamente encima de la autopista, ampliada hace pocas semanas.

Los principales daños los han registrado 27 casas de dos colonias de la zona, donde ha sido habilitado un albergue para asistir a quienes han perdido o visto afectadas sus propiedades.

En esas labores de asistencia a los afectados por la explosión participaron 550 integrantes de corporaciones militares y policiales, de Protección Civil y de la Cruz Roja, señaló el secretario de Seguridad Ciudadana del Estado de México, Salvador Neme.

El gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, que se encuentra en Italia, ha manifestado su solidaridad con las víctimas vía Twitter.

Ávila ha adelantado al jueves su regreso a México, previsto inicialmente para el próximo viernes.

El gobernador comenzó este martes su visita de trabajo a Italia para promover las inversiones en su estado y sostener un encuentro en Ciudad del Vaticano con el papa Francisco.