HISTÓRICO
¿POR QUÉ LES IMPORTAMOS POCO A LOS GRINGOS?
  • ¿POR QUÉ LES IMPORTAMOS POCO A LOS GRINGOS? |
    ¿POR QUÉ LES IMPORTAMOS POCO A LOS GRINGOS? |
Por CARLOS ANDRÉS PÉREZ | Publicado el 09 de noviembre de 2012

La campaña electoral que acaba de terminar en los Estados Unidos dejó lecciones que reafirman verdades obvias, no importa si un presidente no ha hecho un gobierno brillante, con tal de generar esperanza, tiene los votos asegurados. La otra: América Latina no está en el radar de ese país y poco les interesa lo que pase desde México hacia abajo.

En cada elección se escucha la misma retahíla de analistas que ponderan la importancia de los votos hispanos y que por ese motivo los candidatos deberían enfocarse más en la región. Incluso las asociaciones de hispanos se plantan con dignidad para ver cuál de los dos partidos son merecedores de sus votos y hablan ‘desinteresadamente’ de la campaña, haciéndose valer más.

El 12 % del total de votantes en los Estados Unidos fue de origen latino, lo que habla de una cifra importantísima teniendo en cuenta el increíble empate que se registró, tanto en las encuestas como en la jornada electoral. Por supuesto que podrían decidir esa elección e inclinar la balanza, no sólo para elegir presidente, sino para aumentar el número de hispanos en el Congreso y en el poder local.

La razón por la que los candidatos no tienen esto en cuenta, más allá que para grabar un par de cuñas en un esfuerzo descomunal hablando español, es que los latinos no votan por intereses latinos. Lo hacen por lo mismo que vota el resto de los estadounidenses: por alguien que les dé un mejor estilo de vida.

¡Y eso lo entendieron los partidos…, los únicos que al parecer no lo saben son los colectivos de hispanos que se tratan de hacer rogar en las campañas y al final se quedan viendo cómo no los tienen en cuenta.

Desde el 2000, el número de votantes latinos ha crecido en casi 120 %, un colectivo que verdaderamente tiene cómo entrar a la dinámica política de ese país y empujar a un candidato para las grandes ligas (no creo que sea el senador Marco Rubio, el descalabro de Florida lo deja golpeado).

Sin embargo la estrategia de los latinos no debe pasar por intentar cautivar el voto latino sólo por compartir territorio de origen; la gran apuesta debe ser entender la clave de las necesidades, no sólo de los hispanos, sino de los ciudadanos en general y usar su condición de latinos como el enfoque diferente. Obama usó la suya de negro, de líder social; Bush la de hombre jovial; Reagan la de cercano a la gente y buen comunicador.

De parte nuestra tenemos que aceptar que ni esta región, ni ninguna otra del mundo más allá de los Estados Unidos, hacen parte de las prioridades de los ciudadanos de esa potencia. Somos valiosos si sabemos explotar la sociedad que les podamos crear: por ejemplo, nos sumamos a la lucha contra la amenaza terrorista y firmaron el Plan Colombia y el TLC. Nuestra esperanza no debe ser cuándo nos van a voltear a ver, sino qué tipo de sociedad verdaderamente le interesa a la potencia más grande del mundo.

Y enfocarnos hacia allá.

@carlosaperez