HISTÓRICO
Preocupación por aumento de niños víctimas de minas antipersonal
Por Juan Carlos Monroy | Publicado el 22 de enero de 2013
Las minas antipersonal intaladas por las guerrillas se convirtieron en una de las principales amenazas para los niños en las zonas rurales de Colombia. Desde el año pasado se evidencia un incremento en el número de víctimas menores de edad, que ya suman 982 desde 1990.

Así lo denunció este martes el Director del Programa Presidencial para la Acción Integral contra Minas Antipersonal, Daniel Ávila Camacho, quien una vez más condenó la utilización de estos artefactos explosivos por parte de los grupos armados ilegales.

Según el funcionario, los casos más recientes se presentaron en Cauca y Putumayo. el pasado domingo 20 de enero, en Puerto Asis, una menor de 17 años embarazada transitaba con un acompañante cuando activó una mina antipersonal que le ocasionó la perdida de sus dos piernas.

El otro caso se registró en Caldono (Cauca), cuando un menor de 10 años quedó gravemente herido al pisar un artefacto explosivo el pasado 18 de enero. Según el dictamen médico el niño tiene esquirlas y quemaduras en tórax, mano derecha y perdida de ojo derecho. 

El pasado domingo 13 de enero, tres menores de edad fueron víctimas de minas antipersonal al caer en un campo minado en la vereda Pueblo Nuevo del municipio antioqueño de Briceño.

Daniel Ávila aseguró que "el uso de estos artefactos explosivos han dejado un total de 10.160 víctimas por minas antipersonal y munición sin explotar entre 1990 a diciembre 31 de 2012". Entre las víctimas hay 982 menores de edad.

Las campañas preventivas con poblaciones vulnerables en las regiones afectadas han disminuido los accidentes en los últimos años. Pero la problemática de las minas se agrava porque las guerrillas siguen usándolas para atentar contra las tropas y también para sabotear la erradicación de cultivos ilícitos, a pesar de la condena y la exigencia para que abandonen esta práctica.

Antioquia, con 2.263 víctimas entre 1990 y 2012, es el departamento con más personas muertas o lesionadas por estos elementos prohibidos por el Derecho Internacional Humanitario.