HISTÓRICO
Pussy Riot recurren su condena ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos
  • Pussy Riot recurren su condena ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos
Efe | Publicado el 07 de febrero de 2013

Las tres integrantes del grupo punk ruso Pussy Riot, dos de ellas en prisión, condenadas por escenificar una plegaria contra el presidente ruso, Vladímir Putin, han recurrido la sentencia judicial ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, reveló este jueves el diario ruso Kommersant.

Según los abogados defensores de Irina Jrunova y Yonko Grózev, el juzgado que condenó a las tres mujeres violó varios artículos de la Convención Europea de Derechos Humanos, entre ellos los relativos a la libertad de expresión, el derecho a un juicio justo y la prohibición de torturas.

Jrunova y Grózev quieren demostrar que las condenadas no tuvieron un juicio justo, ya que el tribunal ruso no interrogó durante el proceso a ninguno de los expertos que investigaron el vídeo colgado por las Pussy Riot en internet.

Al mismo tiempo, recuerdan que las acusadas fueron privadas del derecho a comunicarse con sus defensores durante el juicio.

El tribunal moscovita de Jamóvniki, en sentencia dictada el 17 de agosto de 2012, halló culpables a Nadezhda Tolokónnikova, María Aliójina y Yekaterina Samutsévich de "gamberrismo motivado por odio religioso" y condenó a las dos primeras a dos años de prisión.

Los abogados que firman el recurso ante el Tribunal de Estrasburgo aseguran que la acción del grupo no pretendía ofender los sentimientos religiosos de los creyentes y señalan que la escenificación debe entenderse en el contexto de la realidad política de Rusia.

La acción de protesta de las Pussy Riot en la Catedral de Cristo Salvador de Moscú contra el entonces primer ministro y candidato a la Presidencia tuvo lugar el 21 de febrero de 2012, en vísperas de las elecciones presidenciales ganadas por Putin.

La defensa de las tres jóvenes recuerda que tres semanas antes de la polémica escenificación, el patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa Kirill apoyó públicamente la candidatura de Putin en la misma Catedral de Cristo Salvador.
 
"Únicamente como reacción a esa declaración prepararon las jóvenes su acción política", indican los abogados del grupo. Tras grabar la acción, el grupo punk difundió en internet un vídeo con una canción que decía "Madre de Dios, echa a Putin".