HISTÓRICO
QUÉ ESTÁ PASANDO EN COLOMBIA
  • RODRIGO VILLA GALVIS | RODRIGO VILLA GALVIS
    RODRIGO VILLA GALVIS | RODRIGO VILLA GALVIS
Por RODRIGO VILLA GALVIS | Publicado el 15 de abril de 2012

Colombia vive un momento de contradicciones en cuanto a su situación general.

Por una parte, está atravesando una de sus mejores situaciones económicas, con gran crecimiento en la inversión extranjera, un mercado relativamente estable, el desempleo bajando, las relaciones internacionales y la imagen del país en mejoría.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que esta prosperidad no se consigue en uno ni en dos años de gobierno.

Es el resultado de una política gubernamental que viene desarrollándose en los últimos 8 o 10 años y no puede ser asignado como solo obra de este gobierno.

Eso es lo que se está queriendo mostrar a la opinión pública, al mismo tiempo que se desata una gran campaña de descrédito al gobierno de Uribe, sin tener en cuenta que Santos pertenecía a ese gobierno y parte de los posibles desaciertos o fallas atribuibles al anterior están precisamente en el sector en donde él era el Ministro de Defensa que se autoproclamó como el mejor Ministro de Defensa en nuestra historia.

Además, quienes lo elegimos lo hicimos respaldando las políticas del anterior gobierno. Algunos columnistas capitalinos no cesan de mostrar su odio a todo lo que Uribe representa, tratándolo como asesino, narcotraficante y otros calificativos que buscan demeritar su obra de gobierno.

También lo ridiculizan por su origen paisa, que contrasta con la élite bogotana. Esa es la realidad. Es increíble que a un proyecto como Autopistas de la Montaña haya habido que cambiarle el nombre por el de Autopistas de la Prosperidad para que no aparezca con ese toque paisa.

Pero el lado oscuro de la situación del país lo constituye la Justicia, que cada día muestra un escándalo diferente.

Unas cortes completamente enfrentadas entre sí y también con el Gobierno. Esto, la prensa lo califica como choque de trenes. Una Fiscalía nombrada ilegalmente, dedicada a judicializar a todo funcionario del gobierno anterior, usando como pruebas las declaraciones de los delincuentes y profiriendo los fallos por los medios de comunicación, antes de hacerlo al acusado.

Mientras tanto, los carruseles de las pensiones por parte de algunas cortes se consolidan porque intervienen para impedir que la contraloría los juzgue.

De paso, los que engañan están libres mientras los engañados se encuentran en la cárcel. Ojalá el nuevo fiscal logre enderezar el rumbo e impedir que continuemos con un problema tan grave como el que representa la guerrilla y aun el narcotráfico.

Desafortunadamente, Colombia tiene y ha tenido un grave problema de corrupción que se ha acrecentado en los últimos años y todos debemos luchar para erradicarlo. Pero no es justo hacer creer a la opinión pública que en el gobierno anterior la corrupción era auspiciada por el Ejecutivo.