HISTÓRICO
¡Que se tengan de atrás!
  • ¡Que se tengan de atrás! | Reuters |
    ¡Que se tengan de atrás! | Reuters |
Paulo Arbeláez | Publicado el 08 de abril de 2011

Levante la mano el que se esté teniendo de atrás! Incluso, si usted es algún político, también está bienvenido.

Mi nombre es Paulo César Arbeláez. Soy guitarrista de una banda local llamada Johnie All Stars. Luego de 14 años de tocar juntos y 4 álbumes prensados, sólo podemos decir: ¡Gracias Internet!

Cuando estábamos buscando casa disquera para prensar nuestro tercer trabajo, luego de varias conversaciones con uno o dos interesados (pequeños promotores, ya que una banda de "esa música de locos" en Colombia es poco lo que puede aspirar para ser firmado por una discográfica grande), decidimos lanzarlo por nuestra cuenta.

Sacamos una versión impresa y, además, lo dejamos para descarga libre en Internet.

No cobrábamos ni un peso por la copia digital, nos interesaba que todos oyeran nuestra música y, además, en vez de gastar plata de nuestros bolsillos para enviar el disco hasta otros países, sólo enviábamos un correo con el link de descarga.

Con dicho trabajo conseguimos reseñas en España, tocar en Venezuela, llegar a ciudades de Colombia donde antes no éramos conocidos.

Cada concierto significaba una entrada de dinero que aportaba a las precarias finanzas de la banda. A los discos, en realidad, no les sacábamos mucha utilidad, pero gracias a esos dineros de los shows , donde la gran cantidad de asistentes oyeron el disco en formato digital (porque fueron pocas las copias físicas vendidas), pudimos grabar nuestro último álbum.

Este disco fue lanzado de la misma forma, pero esta vez teníamos recursos generados por la banda y no tuvimos que meter la mano al dril de cada uno. En los primeros 4 días ya teníamos casi la misma cantidad de copias físicas vendidas que el trabajo anterior y 2.000 descargas de la versión digital gratuita. Aquellos que nos oyeron en España y Venezuela no tuvieron que esperar un solo día para que este disco llegara a una discotienda o lo llevara una persona que maneja música independiente, sencillamente lo descargaron el día del lanzamiento.

Eso asegurará un mayor número de personas que comprarán una entrada para un concierto y, esto a su vez, mayor capital para el próximo trabajo. Y, por qué no, posiblemente tomarnos una que otra gaseosa de cuenta de la banda.

Alguna vez, caminando por el centro de la ciudad, vimos que vendían nuestro segundo trabajo pirata; por lo cual, cuando lanzamos el tercero pensamos: "antes de ver a otro lucrándose con el trabajo nuestro, más bien lo regalamos". Pero ese regalo se tradujo en mayor público, se tradujo en más personas cantando y, mejor aún, se tradujo en mayores ventas del siguiente álbum, incluso regalándolo también en la red.

El mundo cambia y hay que adaptarse.

Aquel que alguna vez arregló carburadores, hoy seguramente arregla inyectores.

El tema no está en montar una cacería de brujas contra los que no se enriquecen con el trabajo ajeno , el tema está en que las empresas se cojan de atrás si aún no han pensado en nuevas estrategias de mercado que las mantenga en un mundo en constante cambio.