HISTÓRICO
Quejas del consumo se reciben en Medellín
  • Quejas del consumo se reciben en Medellín | Cortesía | Ayer se cumplió la primera jornada de atención masiva de la Superintendencia de Industria y Comercio en la sede centro de la Cámara de Comercio de Medellín ubicada en la Avenida Oriental.
    Quejas del consumo se reciben en Medellín | Cortesía | Ayer se cumplió la primera jornada de atención masiva de la Superintendencia de Industria y Comercio en la sede centro de la Cámara de Comercio de Medellín ubicada en la Avenida Oriental.
Gustavo Gallo Machado | Publicado el 23 de agosto de 2011

Se le dañó la lavadora recién comprada y el fabricante no le responde; el carro nuevo que adquirió está defectuoso y en el concesionario no se lo quieren recibir; tiene una nueva marca o patente y tiene el temor de que lo plagien...

Estas y otras quejas y reclamos las podrán resolver los funcionarios de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), que descentralizó sus funciones esta semana (hasta el próximo viernes), hacia la Cámara de Comercio de esta ciudad.

El superintendente, José Miguel De la Calle Restrepo, encabeza el grupo de 20 expertos que desde ayer despachan desde la capital antioqueña, atendiendo asuntos como quejas sobre licitaciones, prácticas restrictivas que afecten la libre competencia, lo mismo que la competencia desleal.

Además, atienden solicitudes de registro de marcas, de patentes, de propiedad industrial y los reclamos del consumidor cuando pretenden que se les repare un bien, que les devuelvan su dinero por un producto defectuoso y en general donde exista una relación directa con los consumidores.

De la Calle Restrepo indicó que de las 20.000 quejas al año que se registran en Colombia en materia de consumo, unas 150 provienen de Antioquia. Y aunque la cifra es bastante baja, se ha incrementado si se compara con las 10 que se tenían hasta hace unos cinco años.

"En Colombia la cultura del reclamo es muy pobre. Somos apenas el 10 por ciento de otros países que son más conocedores de sus derechos y más estrictos en hacer valer que si a usted le venden un producto malo tiene que reclamar", aseguró el superintendente.

En cuanto a las sanciones, el funcionario reconoció que han aumentado y al año se aplican un poco más de 10.000, siendo las más comunes con las empresas de telecomunicaciones, en especial de telefonía móvil, los bancos de datos, los proveedores de diferentes servicios, los vendedores de muebles y de vehículos.

Aunque el tiempo de investigación varía entre seis y ocho meses, la meta es que se haga en dos meses para que la gente confíe más en la labor de Superintendencia, indicó.

Por la descentralización
Para Lina Vélez de Nicholls, presidenta Ejecutiva de la Cámara de Comercio de Medellín, la presencia de la Superintendencia en la ciudad es una necesidad sentida, como quiera que no todos los consumidores tienen la posibilidad de ir hasta Bogotá para exigir que se les respeten sus derechos.

Por eso celebró que una vez termine la jornada de descentralización la Superintendencia, que se extenderá hasta el próximo viernes, se mantenga en la ciudad una oficina para atender las necesidades de los consumidores y de los empresarios, tales como los reclamos, denuncias y quejas sobre publicidad defectuosa, así como el registro de marcas y patentes.

Precisamente, sobre marcas y patentes, José Miguel De la Calle hizo un llamado para que los empresarios usen más el esquema de propiedad industrial, que es muy escaso en Colombia.

"La propiedad industrial es un motor de la competitividad, de la innovación y en la medida en que se usara más, las mejoraríamos. Estamos en un 10 por ciento en esta materia con unas 2.000 solicitudes cuando deberíamos estar en unas 10.000 peticiones de registro de patentes", apuntó.