HISTÓRICO
Reforma migratoria de E.U. depende de la Cámara
  • Reforma migratoria de E.U. depende de la Cámara | la iniciativa enfrenta ahora un futuro incierto en la Cámara de Representantes, cuya mayoría republiLcana es reacia a ofrecer la naturalización a los inmigrantes sin papeles. FOTO REUTERS
    Reforma migratoria de E.U. depende de la Cámara | la iniciativa enfrenta ahora un futuro incierto en la Cámara de Representantes, cuya mayoría republiLcana es reacia a ofrecer la naturalización a los inmigrantes sin papeles. FOTO REUTERS
Por DIANA CAROLINA JIMÉNEZ | Publicado el 27 de junio de 2013

Luego de una década de intentos, el Senado de Estados Unidos aprobó ayer, por 68 votos contra 32, una gran reforma migratoria que abre la vía para la legalización y ciudadanía de once millones de indocumentados.

Aunque, para entrar en vigor, la reforma requiere que la Cámara de Representantes se pronuncie, y en ella la oposición republicana es mayoritaria, el voto de ayer en el Senado aumenta enormemente la presión a favor de un acuerdo y le abre camino a una honda transformación con implicaciones de todo tipo en ese país.

Catorce senadores republicanos votaron a favor, incluido el senador por Florida, Marco Rubio, figura ascendente del partido conservador, de quien se dice que podría optar a la candidatura a la Presidencia de E.U. en 2016. Todos los demócratas, mayoritarios en la Cámara alta, apoyaron la propuesta legislativa.

La reforma migratoria, negociada en el Senado por el "Grupo de los ocho" -cuatro demócratas y cuatro republicanos-, condiciona la legalización de los indocumentados a la seguridad fronteriza; incrementa drásticamente la vigilancia en la frontera, y establece medidas para controlar futuros flujos migratorios.

El voto puso fin a tres semanas de un intenso debate en el pleno de la Cámara alta, que reflejó las divisiones ideológicas en torno a cómo frenar la inmigración ilegal hacia E.U.

"Esta "histórica legislación reconoce que los inmigrantes de hoy han venido a E.U. por las mismas razones... para lograr el sueño que nosotros damos por sentado y para mejorar sus vidas", dijo en un emotivo discurso el líder de la mayoría demócrata del Senado, Harry Reid.

Reid argumentó que la reforma fortalecerá la seguridad económica y nacional de E.U., si bien la mayoría de los republicanos que votaron en su contra replicaron que ésta no frenará la inmigración ilegal.

Sin embargo, el rechazo que la mayoría republicana en la cámara baja ha demostrado hacia la idea de conceder la opción de naturalización a inmigrantes sin papeles se perfila como un obstáculo para las posibilidades de que el presidente Obama promulgue este año la reforma.

"Ahora es cuando nuestros oponentes se esforzarán más para destruir este esfuerzo bipartidista y así evitar que una reforma sensata se convierta en realidad. No podemos permitirlo", dijo Obama desde África.