HISTÓRICO
Repartido el espectro, el lío es desplegar las redes
Por JUAN FERNANDO ROJAS T. | Publicado el 26 de junio de 2013
Ya superó el Gobierno la ‘papa caliente’ de realizar una asignación sin precedentes de espectro radioeléctrico para impulsar la tecnología 4G (internet inalámbrico de alta velocidad) y el mayor desarrollo de las telecomunicaciones en el país.

Sin embargo, ahora será clave el papel del Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC) para encontrar una salida rápida e idónea a un conflicto que hace carrera en pueblos y ciudades del país.

Por un lado, están los alcaldes y concejos locales que se oponen a la ubicación de "antenas de celular" e incluso ya hay altas restricciones consignadas en los Planes de Ordenamiento Territorial (POT).

En otra orilla se ubica la necesidad, de tiempo atrás, de los operadores de servicios móviles (voz y datos), así como los nuevos asignatarios de espectro radioeléctrico que salieron de la subasta de ayer, para desplegar redes en el territorio nacional y cumplir con las obligaciones de cobertura y calidad en el servicio que demanda masificar la tecnología 4G en el país.

"Hemos identificado medio centenar de municipios con dificultades críticas para el despliegue de infraestructura. Por ejemplo, se ha llegado al extremo de municipios que excluyen la instalación de estaciones base en suelo urbano", argumenta Rodrigo Lara Restrepo, presidente de la Asociación de la Industria Móvil de Colombia (Asomóvil).

A esas limitaciones que imponen las autoridades municipales se suman las condiciones de orden público en zonas del país en zonas que requiere fortalecerse la infraestructura en la región del Pacífico, Costa Caribe y Llanos Orientales.

Para Alberto Samuel Yohai, presidente de la Cámara Colombiana de Informática y Telecomunicaciones (Ccit), a los "mitos de los efectos sobre la salud" hay que sumar "un profundo desconocimiento", justo cuando existen los planes de inversión de los operadores para ofrecer un mejor servicio.

"Una inquietud grande en la industria es: ¿de qué sirve tener más espectro en el cielo para desarrollar tecnología de cuarta generación, si en la tierra hay barreras para poder desarrollarla?", plantea Yohai.

Para el experto en telecomunicaciones, una forma de resolver el entuerto es por la vía de la reforma legislativa. De hecho, el ministro de las TIC, Diego Molano Vega, recordó ayer que hay dos proyectos de ley en el Congreso que podrían abrir una solución

Pero el tiempo corre, la agenda del Congreso es abultada y no sería un proceso breve, teniendo en cuenta que desde la misma Constitución Nacional las entidades territoriales gozan de autonomía para la gestión de sus intereses. "Estamos trabajando con la Agencia Nacional de Espectro (ANE) y gremios de la industria móvil en una mayor capacitación para alcaldes y concejales y entiendan que estas redes se traducen en dar mayor competitividad a sus regiones y los territorios de sus municipios", agregó.

Por ahora, los operadores no la tienen fácil. El presidente de Tigo, Esteban Iriarte, por ejemplo, optó por ir de municipio en municipio, grande o pequeño, para intentar convencer a los alcaldes de facilitar la expansión de redes. "Está en juego la penetración móvil en todo el país, viene un crecimiento inusitado en el mercado de datos, cada vez es mayor la demanda en ese segmento y estamos limitados porque no se cuenta con una licencia o un permiso para satisfacer a los usuarios", concluye Iriarte.