HISTÓRICO
Reunión entre uribistas y oposición venezolana, preocupa a la frontera
Colprensa | Publicado el 12 de junio de 2013
Nerviosismo y preocupación ha suscitado en Cúcuta el encuentro de voceros del uribismo y la oposición venezolana, que se realizará este jueves en esta zona de frontera.
 
El mal momento que atraviesan las relaciones entre los gobiernos de Colombia y Venezuela, sumado al alto grado de susceptibilidad en que se encuentra el oficialismo del vecino país, ante cualquier reacción que les pueda resultar adversa, mantiene expectante a la región, por cuanto ha sido una de las más afectadas con los roces diplomáticos entre las dos naciones vecinas.
 
En este sentido, representantes de los diferentes sectores de Norte de Santander, ven inconveniente un encuentro de este tipo, dado su carácter político y las repercusiones que pueda tener para la ya alicaída economía del departamento.
 
De ahí que consideran que es en momentos coyunturales como el que se vive actualmente, en el que debe primar la prudencia y la cautela para evitar poner en riesgo el bolsillo de quienes dependen del intercambio comercial de la frontera.
 
No hay derecho que a Cúcuta se le siga exponiendo a los problemas capitalinos de Venezuela y Colombia, sin ninguna contraprestación. A las personas de alto rango se les ocurre decir alguna cosa que dañe las relaciones con el vecino país y Cúcuta directamente recibe el impacto y eso no es justo”, manifestó Rodolfo Mora, presidente de la junta directiva de Fenalco.
 
Para el dirigente gremial, son muchos los que dependen de esa estabilidad, por lo que no cree conveniente que a Cúcuta, “la sigan utilizando como el trompo de poner”.
 
En esto coincide el presidente de Induarcilla, Jairo Yáñez, quien sugirió que lo realmente importante en este momento es la problemática social que afronta Norte de Santander, como el desempleo, la informalidad, la pobreza, a la que no se le ha prestado la atención que amerita.
 
“En estos momentos tan críticos lo que tiene que prevalecer es la prudencia y el buen juicio para que no se afecte la región, puesto que estamos en la cuerda más floja del país, la que depende de las buenas relaciones con Venezuela”, dijo.
 
Al mismo tiempo insistió en que encuentros como el de mañana tienen un interés netamente político “y eso es lo que el resto del país no ve, pues Cúcuta es una región asilada para el resto del país”.