HISTÓRICO
Revista Turbo, la mejor forma para enterarse del mundo del automóvil
  • Revista Turbo, la mejor forma para enterarse del mundo del automóvil | Colprensa | Rubén Antonio González, editor de la revista Turbo.
    Revista Turbo, la mejor forma para enterarse del mundo del automóvil | Colprensa | Rubén Antonio González, editor de la revista Turbo.
Colprensa | Publicado el 14 de octubre de 2011

Información más precisa, mayor contenido, con lenguaje más sencillo, nuevas secciones, en un tipo de papel que la hace coleccionable y con gráficos y fotografías que le dan más atractivo, llega a partir del próximo miércoles la revista Turbo, que circulará con los diarios EL COLOMBIANO, El País, Vanguardia Liberal, El Universal y en el eje cafetero con el periódico La Tarde.

La publicación independiente de Periódicos Asociados tendrá periodicidad quincenal y con su estructura quiere interactuar con los lectores, conocer las inquietudes y recoger sus sugerencias, para que sigan estando a la vanguardia de la emocionante cultura automotriz, no solo a nivel nacional, sino mundial.

El conocedor y experimentado corredor automovilístico Jorge Cortés Mora, quien será el asesor técnico de Turbo, comentó que el cambio obedece a los avances que en los últimos años ha tenido el mundo del automóvil. “Hoy en día el motor que tenga un turbo casi que duplica su potencia, rendimiento, economía de combustible y disminuye la contaminación, entre otras ventajas”.

Así mismo, explicó que mientras el mundo del automóvil cambia hacia el turbo, los medios escritos tienen un nuevo eje de información: “Ahora vamos a enamorar al estilo turbo con una forma más coloquial, sencilla, ágil y que va a tener una secciones definidas, como tecnología, mecánica y opinión, entre otras. Se trata de que el que conozca aprenda más del mundo automotor, el que conozca poco, complemente y al que no le gusta, aprenda, le atraiga y quede capturado”.

Jorge Cortés Mora, también opinó acerca de temas coyunturales del transporte colombiano y del futuro del mundo automotriz:

¿Qué novedades trae la revista Turbo?
“Turbo” tendrá un nuevo concepto que la hace más emocionante y atractiva, al tener mucho contenido visual, con temas actuales y dinámicos. Como asesor técnico, estoy dispuesto a entregarles más potencia a los lectores, con más cosas y mayores oportunidades para la lectura. Estoy seguro que el turbo es el futuro.

Usted, como experto en temas del automóvil, cómo interpreta que Colombia esté haciendo acuerdos comerciales y tratados de libre comercio con distintas partes del mundo. ¿Qué cree va a pasar con las ensambladoras colombianas?
El que haya pactos, indiscutiblemente es un tema de la globalización y no podemos estar ajenos a lo que pasa en el mundo. Hay que aceptar que en muchos de los procesos del ensamblaje de automóviles no somos suficientemente eficientes, ni competitivos a nivel de precio; por naturaleza Colombia va a tener que aprovechar los buenos costos y las buenas oportunidades de otros países y otros mercados, bien sea para ensamblar carros más económicos o para traer carros que el costo de producción sea menor que el hecho en Colombia. Hay también que pensar en la gente y en los que le han aportado a la industria automotriz, por lo que creo que hay que buscar un plan de choque que favorezca a unos y a otros. Preocupa un acuerdo comercial con Corea, por ejemplo, que es el que más afectaría a las ensambladoras colombianas, y es ahí donde se requiere un cambio para poder ser competitivos.

¿Qué opina o sugiere para el impacto que está causando la entrada de tanto carro al país?
El tema de mover los carros es un problema triste y lamentable de los políticos colombianos. Hemos vivido y con dolor lo que ha pasado con las carreteras, los contratistas y los alcaldes, es asombrosa la falta de compromiso y de honestidad, que la tiene que solucionar la conciencia de los colombianos cuando eligen a sus gobernantes. Otra falla es que en las grandes ciudades no haya planes maestros de movilidad ni ampliación de la malla vial. En el caso de Bogotá, la última avenida fue la Ciudad de Cali que quedó inconclusa y mal construida. No se piensa en que el mundo está creciendo y que la gente tiene que transportarse, no sólo hay que pensar en el beneficio del transporte masivo, hay que tener otras alternativas como el metro y tener soluciones de choque. Por ejemplo, hay que revisar y reactivar el transporte fluvial y ferroviario.

El pico y placa es la medida que las ciudades prefieren para bajar las congestiones de tránsito. ¿Cree que se debe continuar con esta medida o se debe suspender como ya lo analizan algunas administraciones?
El pico y placa a todos nos tiene que doler. Hay medidas de choque que se han tomado, pero no han sido suficientes. Aquí toca que todos pongamos, que los transportadores se pongan la camiseta del país y acabar lo de las vías piratas; probar estrategias para los problemas de transporte; que haya un beneficio tributario a quien comparta su carro; que se ajuste el impuesto que se cobra por solo mover los carros 200 de los 365 días; que se invierta el dinero de la sobretasa a la gasolina para el arreglo de la malla vial. No es criticar, es que todos seamos parte.