HISTÓRICO
Robos callejeros no paran en El Poblado
  • Robos callejeros no paran en El Poblado | Jaime Pérez | No se puede negar que la Policía, en vehículos y motos, hace presencia permanente en los distintos sectores de El Poblado. Pero la zona es vasta y por eso no puede quedarse parqueada. La comunidad se asocia con ella para combatir el delito, pero falta un poco más.
    Robos callejeros no paran en El Poblado | Jaime Pérez | No se puede negar que la Policía, en vehículos y motos, hace presencia permanente en los distintos sectores de El Poblado. Pero la zona es vasta y por eso no puede quedarse parqueada. La comunidad se asocia con ella para combatir el delito, pero falta un poco más.
Gustavo Ospina Zapata | Publicado el 20 de agosto de 2010

Los robos y atracos ocurren a cualquier hora y la víctima también puede ser cualquiera. La reacción, dicen todos, suele llegar tarde.

En el restaurante Entre Lomos, del Parque Lleras, un día amanecieron sin la poceta. Aprovechando la noche, los asaltantes, muy osados, arrancaron el artefacto y se lo llevaron.

"Otra vez se nos robaron una silla", dice el administrador, que admite que los robos en los establecimientos son comunes, sobre todo de bolsos y lo que esté como descuidado en las mesas.

"Uno les dice a los clientes que cuiden sus cosas, a veces entra gente de la que nadie sospecha y son viendo a ver qué cogen".

Hace poco asaltaron un banco en el Lleras y hoy se ven todo el tiempo dos policías custodiando el lugar.

En la Feria de las Flores los ladrones hicieron literalmente su agosto, pues aprovechando la aglomeración de visitantes, hurtaron gran cantidad de carteras y celulares, "eso fue lo que más se vio, a la gente se le advierte y los meseros estamos pilas, pero siempre se dan los robos", afirman en otro local.

Capucha y cuchillo
El susto más grande de los últimos días se lo llevó la vendedora de un local de arepas en la calle 9. Eran las diez de la noche y la muchacha iba a cerrar el negocio, pero en esas irrumpió un sujeto armado de un cuchillo, la agarró, la obligó a bajar la puerta metálica y luego, una vez adentro, hizo de las suyas.

"El tipo estaba encapuchado, con amenazas la entró hasta el baño y después desocupó la caja y la atracó a ella misma", narró un empleado.

Los robos y atracos pueden ocurrir en cualquier momento. Como le pasó a una vendedora de chance, que fue atacada al mediodía de un viernes. El ladrón le puso un revólver y le iba a hacer entregar todo el dinero, pero ella lo enfrentó, "cómo le iba a entregar la plata si la tiene que pagar uno. Y aunque me logró robar un billete de 20 mil pesos, lo perseguí y me los tuvo que devolver, no sé de dónde saqué tanto valor", relató.

El teniente coronel Javier Pérez Watss, comandante de la estación Poblado, trabaja en asocio con la comunidad. Lidera acciones como un censo de motos para, en una eventualidad, poder identificar a los que viajan en ellas. Se hace un trabajo por los distintos sectores.

"Hemos incautado más de seis armas de fuego, llevamos varios vehículos y motos inmovilizados y más de diez personas capturadas con antecedentes y con órdenes de captura", destacó el oficial.