HISTÓRICO
“Mi objetivo no es ser uno del mundo”: Roger Federer
  • “Mi objetivo no es ser uno del mundo”: Roger Federer | Roger Federer disfruta, por estos días de sus vacaciones. Estará en Colombia el 15 de diciembre. FOTO REUTERS
    “Mi objetivo no es ser uno del mundo”: Roger Federer | Roger Federer disfruta, por estos días de sus vacaciones. Estará en Colombia el 15 de diciembre. FOTO REUTERS
Por Santiago Hernández Henao | Publicado el 28 de noviembre de 2012

Con un “muchas gracias” en español, una amabilidad a prueba de cualquier pregunta y un deseo evidente de llegar al país, el mejor tenista de la historia, el suizo Roger Federer, habló sobre Colombia, y su visita del 15 de diciembre.

Con el jefe de prensa de Rafa Nadal como intermediario, y a dos semanas del duelo ante Jo Wilfried Tsonga en Bogotá, Federer habló con los medios colombianos desde su lugar de vacaciones.

¿A qué se debe su calendario de 13 torneos, y descartar eventos como el de Miami y su ciudad Basilea?
“No tiene que ver con un problema de calendario con la ATP, es una opción de carrera, hace muchos años que juego y he aprendido a hacer mi calendario de forma correcta. No ayuda mucho el hecho de viajar, por estar con sus hijas, este año no fue fácil por los Juegos Olímpicos. La idea es crear un buen tenis. Lo del calendario, cada uno es dueño del suyo, y puede elegir en donde jugar, hay unos donde son obligatorios, pero cada cuál puede elegir donde quiere jugar”.

Por estos días cuál es su motivación más grande, ¿las estadísticas como número uno del mundo, o simplemente disfrutar el tenis?
“Claro que es importante ser el número uno del mundo, pero no es mi objetivo. Lo importante son los resultados, tener la opción de ganar. Entre los 18 y 24 años, la meta es ser uno del mundo, estar arriba en el ranquin, defender los puntos. Pero eso ya pasa a otro plano cuando eres mayor. Lo que combinas es un buen calendario, pero mi objetivo no es ser número uno, sí jugar bien para poder disputar finales”.

Alguna vez le dijo a Alejandro Falla que quería conocer Colombia, ¿qué es lo que le llamaba la atención?
“Ha tenido la oportunidad de hablar con Alejandro, con otros colombianos y son grandes personas. Conoce a la gente del circuito, en la calle, son gente simpática, “a lovely country”, un país maravilloso. Se hace una imagen de lo que va a encontrar, lo vivirá en primera persona. Viene a disfrutar del país, a disfrutar de la gente y a hacer un gran partido”.

¿Qué significa para usted cargar con los títulos y las estadísticas de ser el uno y aparecer en las listas de récords?
“Ya quizás me he acostumbrado a que se me tache de leyenda. Te acostumbras con la vida en el tour, si se mira a vista de pájaro puede resultar increíble. Pero cuando era junior no me destacaba tanto, y ahora me sorprendo y me parece remarcable. Esto es gracias a muchísimo trabajo, muy duro durante mi carrera, me hace aprender, entenderlo y sé que me llegó un poco tarde el éxito, aunque sigue durando. Requiere de una mentalidad de trabajo, saber que sigues en el tour y no puedes estar en casa tranquilo, mantener la actitud justa para competir. Los récords me hacen estar orgulloso, no me lo van a poder quitar. Hay una motivación de jugar antes las nuevas generaciones Novak Djokovic, Andy Murray y Rafa Nadal lo hacen muy feliz”.

Todos recuerdan los récord y los triunfos, pero poco se habla de los malos momentos, ¿cuáles han sido los más fuertes, los que más recuerda?
“Todos las tenemos, algunas duras como en el Open de Australia. Las derrotas te hacen más fuerte, te hacen crecer como persona y tenista. Los momentos más fuertes fueron como joven, pues había mucha expectativa con él, muchas cosas que había que hacer para llegar. Cuando he conseguido ganar, se ha ido con más mentalidad”.

Muchos creyeron que a los 30 y bajando al tres del mundo, era el momento del adiós, pero esta temporada demostró que está en gran nivel. ¿Cuál cree que será el motivo que lo aleje del tenis?
“Algún tipo de asunto familiar, de lesión. No es algo que le haya llegado por el momento”.

¿Qué le puede decir a los tenistas jóvenes, en especial los colombianos?
"Que disfruten el tenis, que empiece a jugar en la calle, en cualquier lugar, con gente, para tener más coordinación. Estar rodeado de gente que te pueda apoyar, enseñar, crecer, por ejemplo la familia y un entrenador. Y sobre todo trabajar muy duro. Manuel Mattei vuelve a poner un torneo en Colombia, es importante porque se ve el amor por el tenis, a los niños que quieran que sean recogepelotas, que estén con los tenistas de cerca, ese amor por el deporte, por jugar. Acompañar de  voluntad grande para tener éxito".

Si tuviera la oportunidad de hacer un videojuego, ¿cómo haría ese máximo tenista?
"¿Vaya pregunta! Quizás con los atributos típicos, que sea alto, que se pueda mover rápido, que sea como un gato en la red y tenga una perfecta volea. No solo cosas de los jugadores de hoy, sino de pasadas generaciones. También de la mentalidad, hay que ser fuerte. No puedo imaginar cómo será un zurdo, pues no lo soy; tampoco uno de un saque de 150 km por hora".

Hace un par de años, en Wimbledon, estuvo dos sets abajo ante Alejandro Falla, ¿qué pasa por la cabeza de un número uno del mundo en esos momentos? ¿En qué piensa y a qué se aferra?
“Es tener suerte, es importante. Además de la fuerza corporal y física, hay que ser fuerte mentalmente. La experiencia es un grado, no hay que correr ni tener prisa, con paciencia. Pero en ese partido pudo haber pasado cualquier cosa. La calma te hace pensar de otra manera, subir. Pero siempre, se gane o se pierda, hay que dar lo mejor de ti, el mayor esfuerzo”.

Rafael Nadal lleva medio año sin jugar, ¿se le extraña?
“Se echa muchos de menos a Rafa, nadie lo puede negar. Hace que se vea el tenis de otra manera, más divertido, más cool. Son grandes partidos los que han jugado. Se sufre cuando no está en el circuito, por su personalidad. Ojalá vuelva pronto, y si no es así, que jóvenes puedan tomar esos lugares en el ranquin”.

¿A quién quisiera haber enfrentado?
"Mi héroe de niño fue Boris Becker. También Stefan Edberg, un poco más atrás Bjorn Borg, John McEnroe, de pronto hasta Rod Laver. Por suerte tuve la oportunidad de jugar contra Pete Sampras".

¿Cree que los casos de dopaje y arreglo de partidos le hacen mucho daño al deporte?
"En el caso del tenis no ha habido muchos casos, el gran número de controles ayuda a que esto sea así. Pero en el tenis no solo cuenta la stamina o el poder físico, también pesa el poder mental y la actitud. Eso sí, no acepto para nada un deporte donde haya dopaje".