HISTÓRICO
Rusia acusó a E.U. de abierta intromisión en asuntos internos
Efe | Publicado el 30 de marzo de 2013
Rusia acusó este sábado a Estados Unidos de "abierta intromisión" en sus asuntos internos, después de que Washington tachara de "cacería de brujas" la ola de inspecciones a oficinas de ONG rusas.

"Consideramos la declaración de la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, de que E.U. continuará financiando en Rusia a determinadas ONG a través de intermediarios en terceros países (...) como una abierta intromisión en nuestros asuntos internos", declaró el portavoz de la canciller rusa, Alexandr Lukashévich.

El diplomático ruso indicó que, en la práctica, la postura de E.U. incita a "conocidas estructuras sociales y no gubernamentales a vulnerar las leyes que regulan la actividades de las ONG en el territorio de Rusia.

Lukashévich calificó de "cínicas y provocadoras" las declaraciones de Nuland, que comparó con una cacería de brujas las inspecciones, rutinarias según Moscú, a las ONG rusas.

"Comprendemos las causa de esta reacción inadecuada, que es producto del cierre de los anales de financiación a estructuras 'amigas' de Washington", agregó.

El diplomático se refería la clausura el año pasado de la representación de la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (Usaid) en Rusia y a ley que prohíbe la financiación exterior de la actividad política.

"Que no quepa duda: los intentos de influir desde el exterior en los procesos internos de nuestro país y en el desarrollo de la sociedad civil están condenados al fracaso", subrayó Lukashévich en su declaración, publicada en la página web del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia.

El presidente ruso, Vladímir Putin, defendió este jueves la campaña de registros de las oficinas de las ONG rusas, aunque advirtió contra los excesos denunciados por los activistas, que han calificado de ilegales las inspecciones.

Según el jefe del Kremlin, el objetivo de las inspecciones es "comprobar si las actividades de las ONG se corresponden con los fines que declaran".

La Fiscalía General de Rusia justificó la inspección masiva de las principales ONG que operan en Rusia, entre las que figuran Amnistía Internacional, Transparencia Internacional o Human Rights Watch (HRW), con la lucha contra el extremismo.

Según la organización de defensa de los derechos humanos Agora, cerca de un centenar de ONG han informado en los últimos días sobre inspecciones sorpresa de sus oficinas en todo el país, durante las que en algunos casos fueron confiscados sus ordenadores.

El 6 de febrero pasado, once ONG rusas enviaron una queja al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo contra la ley que regula desde noviembre sus actividades y que obliga a registrarse como "agentes extranjeros" a aquellas que reciben financiación del exterior.