HISTÓRICO
Sacerdote habría sido asesinado por equivocación, según afirmaron sus familiares
Colprensa | Publicado el 03 de febrero de 2013
Luis Alfredo Suárez, sacerdote de Ocaña perteneciente a la Diócesis de Villavicencio, fue el pasado sábado en la puerta de su casa, ubicada en la cuesta del Martinete, a pocas cuadras del centro de Ocaña.
 
Luis Alfredo Suárez estaba en Ocaña visitando a su familia mientras disfrutaba de sus vacaciones y este lunes se disponía a regresar a la Diócesis de Villavicencio.
 
El teniente Gustavo Andrés Orrego Correa, comandante de la estación de Policía de Ocaña, informó que cometido el hecho de sangre los agresores huyeron en una motocicleta sin placa.
 
Según se conoció, el sacerdote acababa de regresar del Santuario del Agua de la Virgen y se puso una camiseta para ayudar a su hermana en un trasteo, subiendo las cosas a un camión de acarreos, cuando ocurrió el ataque.
 
A las 4:00 de la tarde tenía prevista la celebración de una misa en la capilla de la Torcoroma, en donde iba a anunciar su regreso a la parroquia María de los Santos Ángeles de Villavicencio.
 
En el hecho resultó herido el conductor del vehículo identificado como Hernán Torres Ramos, quien recibió un impacto con arma de fuego en el abdomen. El chofer fue trasladado al hospital regional Emiro Quintero Cañizares, donde se recupera bajo pronóstico reservado.