HISTÓRICO
Samaná: Farc asesinó a 6 labriegos
  • El municipio de Samaná, Caldas, en el último año vivía una relativa calma precisaron las autoridades. Incluso fue uno de los destinos en las llamadas caravanas turísticas del Gobierno. Sus habitantes esperan que los violentos no ataquen a la población civil y decreten una tregua en la Semana Mayor.
    El municipio de Samaná, Caldas, en el último año vivía una relativa calma precisaron las autoridades. Incluso fue uno de los destinos en las llamadas caravanas turísticas del Gobierno. Sus habitantes esperan que los violentos no ataquen a la población civil y decreten una tregua en la Semana Mayor.

  • En veredas de esta localidad de Caldas, incursionó frente 47 de las Farc.
  • Mil campesinos se desplazaron como consecuencia del hecho.
  • En la zona se registraron también combates entre Auc y ese grupo rebelde.
Colprensa, Samaná-Caldas
Al frente 47 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) atribuyeron las autoridades la masacre de seis personas en zona rural del municipio de Samaná, Caldas.

El hecho provocó el desplazamiento de 1.000 campesinos de los corregimientos de Florencia y San Diego quienes huyeron de la zona luego de la matanza y de que los rebeldes incineraron un vehículo.

El jueves, el grupo ilegal armado llegó hasta la vereda Las Gaviotas y acribilló a dos personas en sus fincas y raptó una tercera, a quien presumen asesinaron también. Las víctimas fueron identificadas como John Jairo Rodríguez, de 23 años y Mario Alberto Rodríguez, de 25 años. Arbey Flores Ospina, está desaparecido.

Luego del crimen, siete familias residentes en la vereda Las Gaviotas, abandonaron sus viviendas y se desplazaron hasta el casco urbano de San Diego, donde buscaron protección.

En las horas de la tarde, los guerrilleros esperaron en la vereda La Aguadita, a dos kilómetros del casco urbano de Florencia, a que llegara el bus intermunicipal procedente de La Dorada. A las 4:00 de la tarde inmovilizaron el bus.

Los insurgentes obligaron a los pasajeros a bajarse del vehículo. Cuando el carro estaba vacío le prendieron fuego.

El vehículo destruido pertenecía la empresa Rápido Tolima, de número 336 y placas CNJ805, que cumplía la ruta La Dorada-Norcasia-Florencia.

Tres horas más tarde los ilegales se desplazaron hasta la vereda El Bosque: A las 7:15 de la noche se escucharon varias detonaciones.

En dos fincas de la zona los guerrilleros asesinaron a tres campesinos, dos hombres y una mujer. Las víctimas fueron identificadas como María Piedad Zapata Marín, de 42 años; Gabriel Nicolás López Londoño, de 38 años, y Luis Evelio Molina, de 26 años.

Combates y éxodo
Luego del triple homicidio, las autodefensas llegaron a la zona y durante cerca de tres horas se registraron enfrentamientos entre esos grupos.

Cuando cesaron los combates una noticia se propagó por las veredas de Florencia: todos los habitantes debían abandonar sus viviendas, y el plazo era hasta el medio día y los vehículos y buses de escalera podían movilizarse sólo hasta esa hora para transportar a campesinos.

El viernes en la mañana, los agricultores empezaron el desplazamiento hasta la cabecera del corregimiento de Florencia, procedentes de las veredas El Bosque, La Armenia, Buenos Aires, La Moravia, San Lorenzo, Dulce Nombre, La Aguadita y Santa Marta.

Ayer en la tarde había cerca de mil personas refugiadas en la escuela Eladia Mejía, y el corregidor de dicha población esperaba a 500 más.

De acuerdo con el corregidor Gustavo Cardona, ayer se hacía el censo de desplazados para poder enviar la lista a la Cruz Roja Internacional en Medellín, que apoya a los pobladores con el envío de colchonetas, cobijas, ropa y comida.

"Una vez más se complicó el lejano oriente caldense. Somos los últimos, las cenicientas del departamento. Es difícil la situación", indicó el corregidor.

El último desplazamiento masivo en Samaná ocurrió la primera semana de agosto del año pasado, días en los que cerca de 2.000 labriegos de 17 veredas se movilizaron hasta la cabecera municipal.

Durante una semana estuvieron los campesinos refugiados en escuelas de la población, mientras el Ejército recuperaba el control de la zona. Otra vez se repite la historia.

Reunión de seguridad en la región
El Gobernador de Caldas, Emilio Echeverri Mejía, se reunió con los organismo de seguridad para programar acciones conjuntas que permitan devolver la tranquilidad a este municipio caldense.

"Es una situación muy delicada. Lo que manifiestan los comandantes es que esto se trata de una reacción de las Farc ante la presión que ejercen el Ejercito y la Policía en esta zona del departamento y no encontraron otra manera que la de desestabilizar a los corregimientos de San Diego y Florencia", expresó.

Agregó que las investigaciones preliminares apuntan a que los asesinatos son producto de vendetas entre las Farc y las Auc que operan en la zona pero no hay total claridad.

"Es necesario comprometer todos los esfuerzos para tratar de solucionar los problemas de los desplazados",sostuvo.